Sanidad dilata las obras de la vieja Fe que ya acumulan retrasos de cuatro meses

Instalaciones de la antigua ciudad sanitaria La Fe. /Irene Marsilla
Instalaciones de la antigua ciudad sanitaria La Fe. / Irene Marsilla

Montón anuncia que entre enero y marzo presentarán el proyecto de reforma cuyo inicio estaba previsto en el tercer trimestre de 2017

Laura Garcés
LAURA GARCÉSValencia

Sanidad dio a conocer ayer un nuevo plazo en relación al proyecto para la reactivación del antiguo Hospital La Fe: el primer trimestre de este año. La consellera de Sanidad, Carmen Montón, anunció «enero, febrero y marzo» como meses decisivos: «En primer lugar para explicar la primera parte del proyecto que son las Urgencias, el centro de salud y el centro integrado de especialidades». El anuncio supone otra dilación del plan que acumula ya cuatro meses de retraso, después de que en julio de 2016 la conselleria diera a conocer que las instalaciones que pasarán a llamarse Espai Campanar-Ernest Lluch tenían previsto el inicio de las primeras intervenciones en el tercer y el cuarto trimestre de 2017.

Para el tercer trimesre del pasado año se programó el comienzo de la rehabilitación integral del edificio recayente a la calle Joaquín Ballester para servicio de Urgencias. La segunda intervención, señalada para el cuarto trimestre de 2017, comportaba actuaciones en el antiguo pabellón de rehabilitación. Ayer a preguntas de LAS PROVINCIAS sobre si las obras del ejercicio pasado se presentarán este año, Carmen Montón respondió afirmativamente, pero sin concretar más que con «enero, febrero y marzo» el inicio de las obras.

Puig asegura respecto a la reversión de Alzira que no quieren "ninguna discusión innecesaria"

La consellera adelanta que desean presentar el proyecto junto con el movimiento vecinal

En sus declaraciones hizo hincapié en que el proyecto quieren presentarlo «bien explicado» y junto con «el movimiento vecinal» que ha reclamado las actuaciones para recuperar el espacio sanitario «con el que hemos dialogado en todo». Montón remarcó que, también durante este primer trimestre, se harán públicos los trabajos presentados al concurso de ideas para elegir los mejores proyectos sobre la nueva reorganización arquitectónica y urbanística del complejo sanitario.

Más noticias relacionadas

La responsable del departamento autonómico destacó que con el Espai Campanar-Ernest Lluch «se va a recuperar la actividad de la zona, se va a solventar el 90% de la atención que se da a los usuarios en ese barrio para evitar el desplazamiento y, sobre todo, se va a hablar en ese espacio de cronicidad y de salud mental, que son apuestas de la Conselleria de Sanidad».

Carmen Montón se refirió al proyecto previsto para la antigua Fe tras la visita al Hospital La Fe -en el bulevar Sur- junto al presidente de la Generalitat, Ximo Puig. El jefe del Consell señaló respecto al Espai Campanar-Ernest Lluch que para este año «está prevista una inversión».

La reversión de Alzira

También Ximo Puig respondió a preguntas de los periodistas tras visitar la unidad de quemados donde se encuentra ingresado el bombero herido en el incendio de Culla y de quien aseguró que evolucionaba de forma favorable.

El presidente del Consell se manifestó sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo 'in extremis' en torno a la reversión de la concesión en el Hospital de Alzira que satisfaga a ambas partes. La iniciativa del Consell tenía fecha señalada al cierre del próximo marzo, en tanto que el día 31 de ese mes termina el contrato y Sanidad anunció la decisión de no prorrogar la concesión para la gestión privada del hospital. Al respecto, Puig aclaró: «No queremos que haya ningún tipo de discusión innecesaria, no estamos para la confrontación estéril, simplemente porque nuestra prioridad, que es la sanidad publica de calidad, cada vez tenga mayor presencia».

Recalcó, además, que «se ha acabado un acuerdo, un contrato» y de ello se deriva que a partir de ahora «se va a incorporar a la red publica» e hizo hincapié en que «no es ninguna novedad que este Gobierno apuesta por una sanidad publica, universal y de calidad».

A su juicio el llamado 'modelo Alzira' «tiene un defecto de base, aparte de otros: se acaba siempre en los juzgados. Acabó en el anterior Gobierno y parece que va a acabar el actual, porque efectivamente no está bien planteado».

Finalmente apostó por «optar por el diálogo, pero defendiendo el interés general de los valencianos desde el punto de vista de la salud y desde el de los recursos».

Fotos

Vídeos