Jueves, 30 de agosto de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

CATÁSTROFE ECOLÓGICA
El incendio de Les Useres sigue sin control tras arrasar 1.800 hectáreas
El fuego obliga a movilizar a 350 efectivos de extinción y 21 medios aéreos de la Comunitat, Madrid y Zaragoza
El incendio declarado anteayer en Les Useres avanzaba anoche todavía sin control en dos focos distintos tras quemar más de 1.800 hectáreas de cuatro localidades de l’Alcalatén y la Plana Alta. El calor y los fuertes vientos de poniente agravaron la situación. A última hora de la tarde el Consell aconsejó la “evacuación voluntaria” de los vecinos de Les Useres con problemas respiratorios tras reavivarse las llamas.
El incendio, que se originó el pasado martes en el término municipal de Les Useres, avanzaba ayer sin control hasta alcanzar los términos de Atzeneta del Maestrat, Llucena y parte de la Vall d’Alba. Más de 1.800 hectáreas, mayoritariamente matorral y pinar bajo, han sido ya calcinadas por el fuego, después de 36 horas en activo.

El conseller de Gobernación, Serafín Castellano, informó ayer que “se desconoce aún el número exacto de hectáreas afectadas, ya que el intenso humo y el hecho de que todos los medios estén trabajando en la extinción, hace que no se pueda dar una cifra exacta”. Pero aseguró que “el fuego no ha afectado a ningún núcleo urbano”.

Castellano anunció que “un total de 350 efectivos trabajan en las labores de extinción del incendio, así como 21 medios aéreos, 35 autobombas y 26 brigadas forestales”. A este amplio dispositivo cabe añadir la labor de la Unidad Militar de Emergencia (UME), que a media tarde de ayer vio aumentado el número de efectivos en 50 personas más y ocho autobombas.

Aunque a primera hora de la mañana, el viento se había calmado y la situación era “esperanzadora”, según anunciaba el conseller, el cambio de viento a poniente y las altas temperaturas registradas durante el día, “dificultaron las labores de control y extinción”.

“Se mantienen los tres frentes activos en Llucena, Atzeneta y Les Useres. Además, el fuego ha comenzado a afectar una parte del término municipal de la Vall d’Alba”, aseguró Castellano.

Durante la tarde y según comentó el conseller, “la mayor parte de los medios aéreos y terrestres se han concentrado en la zona del Bovalar (en el término de Atzeneta), donde el frente se ha aproximado a una zona forestal, que se podría haber visto afectada por las llamas”. “El parte meteorológico nos muestra que los vientos no van a dejar de soplar y se mantendrán hasta mañana (hoy para el lector), además las condiciones climatológicas no acompañan y se ha decretado el nivel 3 de preemergencia por el calor”, añadió.

Protección de las masías
Un total de 40 personas han sido evacuadas de sus masías desde que dio comienzo el incendio. En la noche del martes fueron desalojadas 33 personas, mientras que anoche siete personas tuvieron que ser evacuadas tras quedarse aisladas en sus masías. Castellano destacó que “se ha activado una brigada específica de protección de masías con un grupo de bomberos a la cabeza, que permitirá atender cualquier emergencia en las masías y evacuar a las personas que corran peligro”.

Además, el conseller hizo referencia al estado de salud de un militar que, durante las labores de extinción, sufrió un golpe de calor. “Ya está consciente y no reviste gravedad”, informó. Castellano aprovechó la ocasión para agradecer el esfuerzo continuo que están realizando los efectivos desplegados en la zona. “Son muchas horas de trabajo y hay que agradecer su entrega”.

Por su parte, el alcalde de Atzeneta, Joaquín Escrig, afirmó ayer que “si el viento se hubiera puesto en contra de las labores de extinción se podría haber quemado casi todo el término municipal”. Escrig explicó que las llamas estaban a punto de llegar a la zona boscosa del Bovalar y que por otro lado, avanzaban también por la zona del Castell y la ermita en dirección a Xodos.

Al cierre de esta edición, el fuego había vuelto a reavivarse en las proximidades de Les Useres y el vicepresidente del Consell, Vicente Rambla, aconsejó una “evacuación preventiva” hasta la Vall d’Alba a aquellos vecinos con problemas respiratorios o ansiedad, ya que uno de los frentes activos emitía mucho humo. Rambla recalcó que la evacuación era “voluntaria y no masiva”. Cruz Roja activó anoche el Equipo de Respuesta ante Emergencias e habilitó 70 camas en la Vall d’Alba para acoger a los desplazados.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS