Miércoles, 1 de agosto de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Castellón
El rescate del acceso norte por tren obligará a usar barreras en un vial con 13.000 coches al día
El tren atraviesa la rotonda que regula el tráfico de la salida de la autovía al puerto y el Serradal
El tren atraviesa la rotonda que regula el tráfico de la salida de la autovía al puerto y el Serradal
Rotonda que regula el tráfico procedente de la autovía al puerto y el camino Serradal, donde se instalarán barreras.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad
Miles de conductores utilizan a diario la autovía de acceso al puerto, la CS-22, como circunvalación al Grau para dirigirse a las playas de la capital de La Plana e incluso a Benicàssim. Quince minutos son suficientes para llegar desde pleno centro de Castellón a la playa del Pinar o del Gurugú.

Sin embargo, la comodidad y rapidez de esta vía pueden variar a partir del verano de 2008, cuando PortCastelló y la Conselleria de Infraestructuras prevén que vuelvan a circular los trenes por el acceso ferroviario norte, el ramal que llega al puerto después de atravesar el casco urbano del Grau.

La Autoridad Portuaria ha garantizado la “máxima seguridad” en todo el trazado, desde el apeadero de Las Palmas hasta el puerto, lo que implicará la regulación de hasta cuatro pasos a nivel con barreras.

Uno de ellos se instalará en la rotonda que actualmente regula el tráfico en el cruce del camino Serradal con la autovía de acceso al puerto, por el que la media diaria de circulación entre enero y junio se ha situado en 17.405 vehículos. De ellos, la media de vehículos pesados en días laborables es de 3.972, según los datos facilitados por la Unidad Provincial de Carreteras del Ministerio de Fomento.

Las cifras de los aforos de la autovía de acceso al puerto reflejan que la rotonda en la que se deberán instalar dos pasos a nivel con barrera registra un volumen de tráfico superior a los 13.000 vehículos de media diaria, una circulación que se intensifica con la llegada de la época estival y el aumento de los desplazamientos hacia las playas.

Los usuarios de la CS-22, que obligatoriamente deben abandonar la vía por esta rotonda para continuar su trayecto hacia las playas del Grau o Benicàssim, deberán armarse de paciencia cuando, a partir de 2008, las barreras bajadas del tren vuelvan a ser una imagen que ya casi se había olvidado en el Distrito Marítimo.

Las previsiones que maneja la Autoridad Portuaria, según manifestó el presidente de la entidad, Juan José Monzonís, es que circulen entre uno y tres trenes de mercancías al día por el ramal norte del puerto, que discurre en paralelo al camino Serradal hasta adentrarse en el recinto portuario después de atravesar la avenida Ferrandis Salvador.

Los otros pasos a nivel con barreras se ubicarán en la rotonda del camino Serradal con el Camí La Plana, en las proximidades del nuevo centro de salud y en la avenida Ferrandis Salvador, a escasos 200 metros del futuro casino del Grau.

Fuentes próximas a PortCastelló insistieron en que la utilización del acceso ferroviario norte para la llegada de mercancías será provisional hasta que se construya el ramal sur, cuyo estudio informativo –encargado por la Autoridad Portuaria en 2002– está en manos del Gobierno central desde 2003. Cuatro años después, su ejecución aún es una incógnita.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS