Domingo, 24 de junio de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

POLÍTICA
Camps refuerza su investidura con el aval del récord de votos frente a la interinidad de Pla
El presidente del Consell reclamará la llegada del agua y el AVE al Gobierno de Zapatero
El presidente del Consell reclamará la llegada del agua y el AVE al Gobierno de Zapatero
Los líderes de los dos principales partido políticos de la Comunitat afrontarán mañana el pleno de investidura del nuevo presidente de la Generalitat en situaciones totalmente diferentes.

Camps, que será investido por segunda vez consecutiva como jefe del Gobierno valenciano, llegará al hemiciclo autonómico con el aval de ser el presidente más votado de la historia de la Comunitat. Pla, en cambio, lo hará como un líder derrotado y en una situación de interinidad a la que sus propios compañeros ponen fecha de caducidad. Dos situaciones distintas para dos partidos que viven momentos totalmente diferentes.

El presidente del PP valenciano planteará un discurso en el que reforzará los argumentos que le han llevado a ser el ganador en las elecciones del 27 de mayo. El carácter social de su gestión será clave en su intervención y uno de los pilares de su labor de cara a los próximos cuatro años. El mensaje de que los presupuestos del PP son los más sociales de la historia ha sido una tónica a lo largo de la última legislatura.

El número uno de los populares valencianos planteará un discurso de gestión pero a la vez reivindicativo hacia el Gobierno de Rodríguez Zapatero. Esta estrategia ha sido clave en el éxito de los resultados del 27 de mayo.

La llegada del agua a la Comunitat Valenciana y la ejecución de una infraestructura tan importante como el AVE serán dos de los temas principales en las palabras del presidente.

El desarrollo del nuevo Estatuto de Autonomía y la defensa de las señas de identidad reforzarán todavía más el valencianismo del discurso del presidente del Consell. Además, no se puede olvidar la clave nacional a menos de un año de las elecciones generales.

Acuerdos entre partidos
El PP ha pactado con el PSPV en la última legislatura asuntos tan importantes como la nueva Carta Magna valenciana. Los ofrecimientos de pactos han sido continuos y nunca ha habido acuerdos tan numerosos entre los dos partidos mayoritarios como los que se firmaron en la última legislatura. Camps mantendrá la misma estrategia e intentará sumar a los socialistas valencianos al máximo número de proyectos posible.

En la bancada de enfrente la situación es totalmente distinta. Los socialistas valencianos se encuentran inmersos en una crisis política importante tras los resultados electorales. No por perder las autonómicas, que entraba dentro de lo posible, sino por el varapalo del 27 de mayo y la pérdida de bastiones del PSPV en toda la Comunitat.

Pla se presentará ante el pleno de Les Corts en situación de interinidad. Compañeros de su partido ya pidieron su cabeza al día siguiente de las elecciones. Hasta después de las generales y el congreso del PSPV no habrá cambio. Los críticos se han resignado a aguantar al menos nueve meses para iniciar una nueva etapa.

El número uno de los socialistas valencianos se presentará mañana en Les Corts con la duda de si será el último debate de calado que protagonice en la Cámara. Será difícil que Pla intervenga en el próximo debate de política general que se celebrará en septiembre de 2008.

Los socialistas coinciden en que tienen que cambiar de discurso que han mantenido durante los últimos años. El objetivo es aprender a trasladar los logros de Madrid y hacer ver que no están en contra de los grandes eventos en la Comunitat como la Copa América o el gran premio de la Fórmula 1. La intervención de Pla debe ser un ejemplo de que hay disposición de cambiar.

El nuevo hombre fuerte
El portavoz adjunto de los socialistas valencianos Ángel Luna, que se ha convertido en el nuevo hombre fuerte del grupo parlamentario, anunció que el discurso de Pla sería de mano tendida al Consell. Temas como la financiación autonómica y el agua pueden estar sobre la mesa. Hay quien apunta que luna puede ser el protagonista del próximo debate de política general.

Pero los socialistas guardan en la recámara un discurso alternativo en el caso de que Camps realice una intervención muy en clave nacional con miras a las elecciones generales.

Más a la izquierda, el Compromís pel País Valencià vive más pendiente de la crisis interna de Esquerra Unida que de la actualidad política. El Bloc asiste como mero espectador a la lucha cainita que mantienen las distintas sensibilidades que conviven en la formación liderada por Glòria Marcos.

Camps asiste al debate de mañana en el Parlamento valenciano con la garantía de un partido unido tras la contundente victoria electoral frente a una oposición parlamentaria perdida en sus batallas internas.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS