Sábado, 23 de junio de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

beatriz rabasa
“Hay que impulsar el valor del respeto al profesor”
La docente y abogada, miembro del Consejo Escolar, ha escrito un libro sobre las distintas ideas para mejorar el trabajo de la educación
La docente y abogada, miembro del Consejo Escolar, ha escrito un libro sobre las distintas ideas para mejorar el trabajo de la educación
De qué trata su libro?

–“El profesor quemado” trata la diferencia entre la percepción que tiene la sociedad sobre la profesión docente, esto es, la de un colectivo bien remunerado, que trabaja poco y tiene muchas vacaciones. Y por otro lado, el punto de vista de los profesores que están muy estresados, de los cuales un alto porcentaje está afectado por el “síndrome burnout”. El libro tiene dos partes: una radiografía objetiva de la situación y propuestas de soluciones.

–¿Qué le empujó a escribirlo?

–Como profesora de matemáticas de instituto, miembro del Consejo Escolar Valenciano y abogada especializada en mediación familiar estoy muy concienciada con el tema. Además de escribir el ensayo, he abierto un foro, http://elprofesorquemado.blogspot.com, para que la gente puede contar sus experiencias.

–¿Cuáles son las características del síndrome?

–Desmotivación, sentimiento de baja realización personal y la víctima se considera responsable.

–¿Cuáles son las consecuencias?

–En la mayoría de los casos, depresión. Mi intención es que el síndrome se reconozca como una enfermedad profesional y así saber su incidencia.

–¿Por qué lo padecen los profesores?

–Hay múltiples factores. Uno de ellos sería la dejación de las labores educativas por parte de las familias. Pero ellas también son víctimas. Se ha pasado de un modelo autoritario a uno laxo. Las jornadas laborales son muy largas y cuando llegan a casa están agotados para educar. Es importante conciliar vida laboral y familiar. Otro factor serían los continuos cambios a los que se somete el sistema educativo. Además, estamos sumidos en una sociedad hedonista, violenta, con un consumo desaforado.

–¿Tan mal está la situación?

–No es tan dramática como parece. Por un lado está el acoso escolar entre los alumnos y por otro, el síndrome del profesor quemado. No hay violencia en las aulas sino conflictividad de baja intensidad, es decir, faltas de respeto, insultos.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS