Martes, 19 de junio de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

vicent gironés presidente de la Asociación Casa Clara de Potries
“La cultura está muy dirigida por los ayuntamientos”
La agrupación decana de la Safor cumple 25 años y sigue reivindicando una sociedad civil con inquietudes que genere actividades originales frente a las de los Consistorios
La agrupación decana de la Safor cumple 25 años y sigue reivindicando una sociedad civil con inquietudes que genere actividades originales frente a las de los Consistorios
Vicent Gironés es uno de los cabeza visible que sigue perteneciendo a la asociación Casa Clara de Potries, la decana en cuanto a inquietudes culturales de la Safor. Se creó en la transición y hoy sigue reivindicando esa cultura que surge de la sociedad civil frente al dirigismo de los ayuntamientos.

–¿La Asociación Casa Clara es una de las más antiguas de la democracia en la Safor?

–Según el director del CEIC Alfons el Vell, Gabriel Garcia Frasquet, es la decana de la Safor. Se fundó en abril de 1982 y es el resultado de un momento histórico de la transición, donde todo estaba por hacer. Su origen está en un antiguo centro parroquial, un cineclub. Eramos un grupo de gente joven con inquietudes políticas que incluso llega a formar una candidatura del PC y gana las elecciones con José Aznar Sampayo como alcalde. Aprovechando la entrada en el Ayuntamiento, se buscó un marco legal para crear la asociación cultural.

–¿Una asociación cultural que desde su origen ha tenido el concepto progresista de izquierda?

–Sí, porque la coyuntura facilitaba esa tendencia. Esa etiqueta te la colocaban y la asumías, aunque nosotros también hemos defendido la pluralidad; desde un humanismo cristiano que está incluido en nuestros estatutos pasando por todas la ramas del libre pensamiento.

-¿Casa Clara fue mucho más que una asociación porque se convirtió en un referente en la comarca?

-Hemos sido pioneros en muchas actividades. Puedo hablar de exposiciones y de los primeros porrats de San Blay. En los primeros porrats de la democracia en los años 80 colaboramos con exposiciones nuevas de Genovés, Ripollés. Le dimos un toque novedoso. Instalamos una emisora de radio que alcanzaba la comarca. Siempre se ha dicho que Potries y Bellreguard han tenido esa inquietud cultural.

–¿En Bellreguard eran los aplecs y en Potries, la Casa Clara?

–Si...Trabajamos paralelamente a la actuación del Ayuntamiento.

–¿Cuál es al trabajo de la Asociación Casa Clara 25 años después de su fundación?

–Ahora somos más un colectivo y, tras 25 años, estamos haciendo un balance de lo que se ha conseguido. Buscamos un referente, un hueco en la sociedad actual. La situación no es la misma en los años ochenta que en la primera década de l siglo XXI. Tienes que saber acoplarte y buscar a tu segmento.

–¿En ese sentido, las inquietudes culturales en la Safor son actualmente tantas como antes?

–Se ha pasado de un momento en el que las inquietudes culturales surgían de forma espontánea desde la gente de la calle a todo lo contrario. Esta todo hecho en cuanto a infraestructuras: bibliotecas, casas de cultura...los ayuntamientos programan actividades culturales todo el año y tienen muy dirigida la cultura...Cuando las personas tienen de todo no encuentran a faltar nada y se duermen y viven de otros valores.

–¿Hoy por hoy hay una cultura más dirigida?

–Soy partidario de que los Ayuntamiento paguen la cultura pero a propuesta de la base. Es muy fácil contratar exposiciones, conferencias o talleres estándar.

–¿La globalización también se da en la cultura que ofertan los ayuntamientos?

–Las actividades no tienen originalidad, les falta ilusión y no les ves ese toque de ingenuidad. La cultura debe ser más creación que contratación.

–¿Hay poco asociacionismo cultural en la actualidad?

–Sí que hay pero suelen ser con una duración muy concreta. Y después está la cultura como la del Casal Jaume I que está organizado y financiado por otras instancias. Debería de haber una cultura que salga de la propia sociedad.

–¿Por qué se le puso el nombre de Casa clara?

–Huyendo de los tópicos de esa época como Sant Blai, etc...elegimos Casa Clara porque es un partidor de agua que queríamos que se conservara. Durante la dictadura no se daba importancia al patrimonio histórico. Nosotros quisimos dar el nombre del partidor. En el 25 aniversario podemos decir que la asociación ha logrado que se le dé importancia a este edificio que está incluido en la ruta del agua. Este es uno de los objetivos que se han cumplido.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS