Viernes, 25 de mayo de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

política
Prometa, que es gratis
La supresión de impuestos o 3.000 euros por hijo, principales promesas electorales
La supresión de impuestos o 3.000 euros por hijo, principales promesas electorales
Los partidos políticos han puesto las cartas sobre la mesa. Durante los últimos días han mostrado sus mejores propuestas. Promesas a diestro y siniestro cuyo cumplimiento, o no, quedará en evidencia dentro de cuatro años.

El PP se ha empleado a fondo en materia de economía. La creación de 365.000 puestos de trabajo durante esta legislatura le avala para comprometerse a crear otros 300.000 en los próximos cuatro años, y a alcanzar el pleno empleo en 2010.

En cuestión de tasas, los populares también llevan la delantera con la progresiva supresión de los impuestos de sucesiones y donaciones, y el aumento de las deducciones en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Por ejemplo, la deducción de 400 euros al año a las mujeres trabajadoras con hijos de entre tres y cinco años.

Para el resto de partidos, principalmente el PSPV y Compromís, la reducción de impuestos no es una opción. Sí que lo es la puesta en marcha de una Agencia Tributaria propia, que figura en el nuevo Estatuto pero nada más se supo. Los socialistas, por su parte, prometen ayudas de hasta 3.000 euros por hijo nacido o adoptado.

Alquileres jóvenes
Otro de los anuncios estrella del PP ha sido el de impulsar 15.000 viviendas de alquiler para jóvenes con opción de compra. La propuesta le saldría al Consell por 1.000 millones de euros, aunque tal y como está el asunto inmobiliario para los menores de 35 años, serán bien recibidos. Además, gane quien gane, los jóvenes ya pueden disfrutar de una hipoteca más ventajosa a través de la Generalitat.

Este sector de la población es también uno de los principales objetivos del PSPV, que les ha prometido 10.000 viviendas en alquiler “joven”, entre 200 y 300 euros al mes, y un bono de 150 euros al año para transporte público.

El urbanismo es uno de los puntos más delicados de los programas electorales. Los socialistas apuestan por paralizar todos los planes de actuación que se estén desarrollando al margen de los planes generales de ordenación urbana y estudiarlos. Compromís pel País Valencià aboga, directamente, por una moratoria urbanística para cambiar la legislación y viviendas a precio de coste. El PSPV también se fija un porcentaje, el 50% de las nuevas construcciones, para destinarlas a viviendas de protección oficial.

En materia sanitaria también se han hecho muchas promesas. Por ejemplo, 13 nuevos hospitales (entre ellos, la Nueva Fe) y 60 centros de salud más, dice el PP. Si se llevan a cabo estas obras, los ciudadanos tendrían un centro de salud a menos de 20 minutos y un hospital a menos de 30.

El PSPV, por su parte, promete aumentar la ratio de camas hospitalarias por cada 1.000 habitantes, reducir las listas de espera por ley, y garantizar la asistencia dental y las prótesis de forma gratuita. Compromís apuesta por la gestión pública de todos los hospitales (lo que le puede traer, junto a la moratoria, un problema a la hora de pactar con los socialistas, si se da el caso). La gratuidad de los anticonceptivos y la legalización de las drogas son también algunas de sus propuestas más polémicas.

Por último, en cuanto a educación hay una clara coincidencia: la gratuidad de los libros de texto en la enseñanza obligatoria. A ello, el PSPV añade 100 escuelas infantiles de cero a tres años, y Compromís defiende la garantía de la enseñanza en valenciano.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS