Jueves, 24 de mayo de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

ignasi pla, secretario general del pspv
"Esto no es Montecarlo, aquí la gente se levanta para trabajar"
El líder socialista y candidato a la Generalitat asegura que, con diálogo, Cataluña y Aragón no podrían negar agua a la Comunitat
El líder socialista y candidato a la Generalitat asegura que, con diálogo, Cataluña y Aragón no podrían negar agua a la Comunitat

Las últimas encuestas no les son favorables. ¿Se cree los sondeos?
–El principal sondeo para mí es el que hago en la calle. Noto mucho calor y muchas ganas de cambio.

–Si gana el día 27, ¿qué será lo primero que haga?
–Tengo algunos compromisos el lunes de carácter familiar y los atenderé. Después me iré dos o tres días a caminar. Me permite pensar y tendré que pensar mucho, para arreglar muchas cosas aquí.

–¿Y si pierde?
–Si pierdo, haré lo mismo.

–Sean cuales sean los resultados, ¿se volvería a presentar para ser de nuevo secretario general del partido y candidato a la Generalitat?
–Nuestro objetivo son las elecciones generales de marzo de 2008. Cuando pasen, entonces tendremos un congreso, que es donde yo siempre me he presentado ante los militantes para que ellos decidan.

–Quiere gobernar en solitario. ¿Es un deseo o una utopía?
–Es un deseo que tiene probabilidades de verse materializado.

–¿Cómo convencería a los empresarios de que un Consell PSPV-Compromís no tiene nada de malo?
–Ya están convencidos. He estado con la cúpula de la CEV y les he dicho que reflexionen sobre qué es mejor: tener un gobierno inactivo con un auténtico tripartito en el seno del propio partido, que es el que hemos vivido estos tres años con los zaplanistas por un lado, los campistas por otro, los de Fabra por allá; o un gobierno, elegido democráticamente, que ponga en común un programa ambicioso para transformar esta Comunitat. Con tripartito en Cataluña se crece por encima de la Comunitat Valenciana; se está creando tanto empleo, o más, que en la Comunitat Valenciana; se están haciendo políticas de cohesión mucho más sólidas que aquí. Lo entendieron perfectamente.

–¿Ya ha pensado en su posible equipo de Gobierno?
–He pensado muchas veces, porque tenemos un proyecto para gobernar. Son 12 años del PP, en los que han ido acumulando una serie de lastres desde el punto de vista de la eficacia, de inercias, de vicios.

–¿Alguna pista de nombres?
–No, nombres no. Pero tenemos un equipo muy preparado, como el que ha hecho el plan valenciano de reformas económicas, que tiene claro lo que hay que hacer con la economía valenciana para que se sitúe entre las primeras de Europa en renta y en cohesión.

–Sarkozy ha incluido a dirigentes socialistas en su Gobierno. ¿Incluiría usted a algún dirigente popular en el suyo?
–Incluiría a personas que pudiesen sumar y aportar a esa búsqueda de eficiencia en la gestión y en el cumplimiento de objetivos de cambio. No me fijaré mucho en el carné.

–Si Compromís le pidiera la Conselleria de Educación y Cultura, ¿estaría dispuesto a dársela?
–Primero, tienen que votar los ciudadanos y, en función de lo que digan, si desean cambio lo habrá. Y a partir de ahí nos sentaremos a hablar. Yo intentaré gobernar solo y, si los ciudadanos me dicen: “solo”, pues adelante, y si me dicen: “no, tiene usted que apoyarse en alguien”, pues nos sentaremos. Tendrán que ceder ellos y nosotros.

–¿Sería posible aceptar una moratoria urbanística?
–Insisto. El objetivo puede ser el mismo, que es recuperar el territorio como patrimonio y como valor añadido para nuestro turismo. Nosotros hemos planteado a los valencianos un programa muy concreto que incluye hacer la vivienda asequible a la gente y proteger el territorio. Y Compromís ha presentado su programa, y en función de lo que los ciudadanos digan, el Compromís tendrá que saber si tiene capacidad o no para poder concretar esa apuesta.

–¿En qué se diferencia el urbanismo del PSPV respecto al del PP?
–Aquí, durante 12 años se ha utilizado la Ley Reguladora de Actividades Urbanísticas, aprobada por un Gobierno socialista que ha gestionado el PP. El problema es que esa ley se ha gestionado mal. Ha habido una avalancha de proyectos al margen de los planes generales de ordenación urbana. Hay que cambiar el modelo. En primer lugar, volver al PGOU como instrumento básico y evitar las reclasificaciones de suelo rústico a urbano con una única excepción: para vivienda protegida. En segundo lugar, que la Generalitat ejerza sus competencias. Ayuntamientos socialistas también han aprobado reclasificaciones, pero la última palabra la tenía la Generalitat. En los últimos cuatro años aquí se han reclasificado alrededor de 75 millones de metros cuadrados. Lo han hecho ayuntamientos de distinto color, pero muchísimos más del PP que de los nuestros.

–Si llega a la Generalitat, ¿será posible revertir esos proyectos?
–Los proyectos que estén pendientes de aprobar tendrán que ajustarse a los criterios de sostenibilidad económica y medioambiental.

–Si gana las elecciones, ¿trabajará para rebajar el listón electoral?
–Sí, trabajaré, pero como usted sabe se exige mayoría cualificada, y parece que el PP no está dispuesto. Camps tenía un cierto temor a que hubiese una movilización y un cambio en el electorado. Será difícil.

–Zapatero señaló la posibilidad de que el AVE esté antes de 2010.
–El AVE está el 100% licitado, adjudicado o en obras; cuando entramos estaba al 1,5%. Lo que dijo es que si se puede, por dinero y por esfuerzo no va a haber problema.

–Si usted es presidente, ¿qué año se marca como tope para solucionar los problemas de agua?
–En estos tres años las cosas han ido mejorando. Hemos atravesado la peor sequía de la historia de la Comunitat. Por primera vez, no ha habido cortes de agua en Alicante, y ha sido fundamentalmente porque el Gobierno de Zapatero ha puesto en marcha la desaladora de San Pedro del Pinatar I, que el PP no había sido capaz de acabar en 10 años. Con las cinco desaladoras, que está previsto que en 2009 estén todas finalizadas, esta Comunitat tendrá garantizado el consumo urbano, industrial y turístico. Otra cosa son los agricultores. Puede ser que falte agua para riego porque tenemos una sequía. Que en vez de tener parados proyectos de modernización de regadíos, tengamos toda la agricultura modernizada. La garantía de agua con el Programa AGUA y con un presidente socialista en la Generalitat es segura.

–¿Cómo convencería a catalanes y aragoneses para que trasvasaran agua del Ebro a la Comunitat?
–Hay que gestionar bien los recursos. Tiempo tendremos para intentar recuperar el diálogo. Me parece lamentable que el presidente de la Generalitat no se hable con el de Cataluña, Aragón o Castilla-La Mancha. Con argumentos como los que tenemos y posicionamientos razonables es difícil que aragoneses y catalanes se nieguen a ayudarnos.

–¿Apoyaría un circuito urbano de Fórmula 1 en Valencia?
–Esta ciudad y esta Comunidad tiene derecho a tener Fórmula 1. Si Camps negocia lo primero que tiene que decir es: “Esto está cerrado, no lo presento en un acto electoral porque no es mío y me pongo en contacto con las otras fuerzas políticas”. Le salió el tiro por la culata, porque Ecclestone le hizo quedar en ridículo. Si soy presidente de la Generalitat hablaré con Ecclestone. Esto no es Montecarlo. Esto es una ciudad de 800.000 habitantes que la mayoría se levanta todos los días para ir a trabajar. En Montecarlo no hay tantos que se levanten para ir a trabajar. Lo que dijimos es que si hay un circuito como el de Cheste, si hay que adecuarlo podemos gastarnos algo.

–¿Cómo se ganará la confianza de Ecclestone?
–Intentaré darle el mismo nivel de credibilidad o más que le dio Camps y sé que lo puedo hacer.

–¿Qué es lo que más le ha gustado de la gestión de Camps?
–(risas) Me pone en un compromiso. Analizar la gestión de Camps es muy complicado. Se ha agazapado en la inercia de los proyectos planteados por Zaplana. Hasta el punto de que sus grandes proyectos se han quedado en la nada. Recuerdo la esfera armilar, la ciudad de la euforia, la ciudad de las lenguas y las torres de Calatrava. Si hablamos de educación, poco se ha avanzado. En sanidad ha empeorado. Desde el punto de vista de las personas mayores, nos ha situado en los últimos lugares de España.

–Si hubiera sido el presidente el día del accidente del metro, ¿cuál hubiera sido su primera decisión?
–Si hubiese sido presidente, además de llevar a las personas en el corazón como dice Camps, ofrecerles un apoyo permanente y haber recibido ya a la asociación que durante bastantes días le ha pedido ese encuentro a Camps.

–Si defiende la austeridad de altos cargos, ¿por qué el PSPV apoyó la subida de sueldo de los diputados en 600 euros al mes?
–Hay que dignificar la tarea política y el sueldo de la gente que trabaja. He visto a compañeros que pierden dinero por ser diputados. Otra cosa es el derroche que provoca el PP.

–¿Qué le diría a aquellos que dicen que no tiene carisma?
–(risas) Cuando sea presidente conocerán al verdadero Ignasi Pla. No se nace con carisma. Recuerdo un señor bajito y con bigote que no era Franco, que cuando era candidato, por cierto perdió dos veces, tampoco tenía mucho carisma y luego resultó ser un tipo carismático hasta el punto de que se iba con Bush y ponía los pies encima de la mesa.

–¿Se atreve con un resultado para el 27-M?
–(risas) ¿Una porra? Voy a atreverme porque estoy convencido de que va a haber cambio: 47 PP; 40-41, nosotros; 10-11 Compromís.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS