Martes, 22 de mayo de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Alicante
Cambios de estrategia
dos en campaña

Entramos en lo que en el argot político se conoce como “recta final de campaña” y los partidos políticos redoblan esfuerzos y modifican sus estrategias con un único objetivo: conjurar las encuestas difundidas tratando de rascar votos de la abstención y del cupo de indecisos.

En esa batalla se encuentran las tres principales formaciones en liza, PP, PSPV-PSOE y Compromís, cuyos dirigentes han reforzado los mensajes electorales dirigidos a los ciudadanos que a través de los sondeos de opinión han manifestado su voluntad de abstenerse el 27-M o todavía no han decidido a que siglas se adherirá su voto.

Según dicen los expertos en la materia, el votante más movilizado es el que sintoniza con el PP valenciano y, sin embargo, el pasado fin de semana hemos observado cómo los candidatos populares tratan de mitigar el exceso de euforia ante la eventualidad de que sus afines, confiados ante la victoria que otorgan al PP la práctica totalidad de sondeos, se relajen y opten por una jornada playera en vez de acercarse a las urnas.

En el caso del PSPV-PSOE, durante los días que restan de campaña, hasta el próximo viernes, van a quintuplicar afanes desde la convicción de que el elector abstencionista e indeciso les afecta de manera directa. Al mismo tiempo, se verán en la obligación de desplegar estrategias que conjuren el llamado “voto dual”, es decir, el de aquellos simpatizantes socialistas que, a pesar de dicha simpatía, no se sienten seducidos por las propuestas o los candidatos socialistas y pueden optar por confiar su voto a otras opciones políticas.

Por lo que respecta a la coalición Compromís, integrada por cinco formaciones y liderada por EU y el Bloc, van a redoblar la intensidad de sus mensajes de desmarque respecto al PSPV-PSOE en un intento de evitar que sus potenciales votantes se guíen por el “voto útil” y apoyen con sus papeletas al PSPV-PSOE, como ya ha ocurrido en anteriores convocatorias. En el supuesto de que el PP perdiera la mayoría absoluta y se abriera la opción de un gobierno de coalición entre socialistas y Compromís, la fuerza de estos últimos para negociar las condiciones de un pacto de gobierno se incrementarían con un elevado respaldo de votos.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS