Lunes, 21 de mayo de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
El Compromís
dos en campaña

Al margen de lo que las encuestas pronostican para la coalición Compromís pel País Valencià –Compromís en lo sucesivo– lo bien cierto es que los dos principales partidos de este invento electoral, EU y el Bloc, ganan pase lo que pase. Especialmente el Bloc, formación que a partir del próximo 27-M abandonará la condición de fuerza extraparlamentaria para volver a situar a sus representantes en el hemiciclo de Les Corts Valencianes. El nuevo estatus permitirá a la formación nacionalista disponer de una caja de resonancia donde si no estás, no existes. Políticamente, se entiende.

No ha sido fácil el camino recorrido para dar a luz la marca electoral Compromís. Los desencuentros entre los dirigentes de EU y el Bloc no pertenecen al ámbito de lo secreto, como sabido es por todos que la coalición sellada lo ha sido más por presiones externas que por la voluntad de los negociadores.

Si la suma de los escaños que logren Compromís y PSPV-PSOE juntos supera a los obtenidos por el PP, todo apunta a que al frente del Consell se situará un gobierno de varias sensibilidades; lo que el PP, dentro de su estrategia de campaña, ha bautizado como “gobierno tripartito” que, en realidad, sería pentapartito, pues cuatro son las formaciones que integran Compromís.

El candidato socialista a la presidencia de la Generalitat, Joan Ignasi Pla, lleva meses instalado en el posibilismo, y desde un optimismo que a veces resulta sospechoso, ha dicho por activa y por pasiva que no será complicado, en caso de necesidad, construir un bonito puzzle, donde encajen todas las piezas, con los programas electorales de su partido y de los del Compromís. Y a gobernar…

Eso es conocer poco a Glòria Marcos y Enric Morera, dirigentes de EU y el Bloc, porque ambos, tengo la sensación, van a pasar a Pla costosísimas facturas, algunas, incluso, en franca contradicción con los principios y postulados del PSPV-PSOE.

Y Gaspar Llamazares, coordinador general de IU que ayer estuvo en Valencia, tendrá que volver a desplegar todas sus habilidades, como ya hizo durante la negociación de la coalición, para que EU renuncie a alguno de sus inamovibles principios como, por ejemplo, la moratoria urbanística. Al tiempo.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS