Lunes, 21 de mayo de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Castellón
Casos ¿imposibles?
La ley que regula el régimen electoral prevé situaciones tan inverosímiles como que los candidatos empaten a votos
La ley que regula el régimen electoral prevé situaciones tan inverosímiles como que los candidatos empaten a votos
el ordenamiento jurídico español deja atado cualquier cabo suelto en materia electoral, por muy inverosímil que éste parezca. Todos los escenarios posibles están contemplados de alguna forma en la Ley Orgánica del Régimen Electoral, que regula el desarrollo de los sufragios en España. La profesora del Departamento de Derecho Constitucional de la Universitat de València Margarita Soler, experta en este campo, explica cómo se actúa en casos poco habituales.


¿qué ocurriría si...

no hubiera candidatos?

Entra dentro de lo posible. La ley prevé que se vuelvan a celebrar elecciones, aunque se deja un periodo de tres meses desde la primera cita electoral para establecer una fecha fija y dar así algo más de tiempo a los partidos para encontrar aspirantes. Esto ha ocurrido en municipios del País Vasco, por ejemplo, debido a la amenaza de la banda terrorista ETA.

¿qué ocurriría si...

votara sólo una persona?

No existe un porcentaje mínimo de votantes, ya que, de hecho, España considera este derecho voluntario y no obligatorio, tal y como sí ocurre en países. Normalmente, en estos estados se penaliza a quien no acude a las urnas con la prohibición de solicitar ayudas al Estado o con alguna sanción.


¿qué ocurriría si...

el voto en blanco fuera mayoritario?

Si el número de papeletas en blanco representara un porcentaje muy importante del total de votos emitidos, tampoco pasaría nada. Habitualmente se dice que esta opción favorece a los partidos que obtienen más representación, y la realidad es ésa. Como voto válido que es, también contabiliza en el total de papeletas recibidas en las urnas, lo que hace más difícil acceder al Parlamento a los partidos pequeños, ya que para entrar en las instituciones valencianas se necesita un 5% del total y, por tanto, a más participantes necesitan un mayor número de votos.


¿qué ocurriría si...

se produjera un empate?

En España, el método escogido a la hora de convertir los votos en representantes políticos es la Ley de Homdt. Aunque el proceso es complejo, basta decir que en caso de que se produjera un empate, el ordenamiento jurídico prevé que se decida por sorteo el primer escaño en juego, mientras que los posteriores empates se deberían ir adjudicando de forma alternativa a cada partido.


¿qué ocurriría si...

un estudiante Erasmus quisiera votar?

La rigidez del procedimiento electoral para evitar cualquier tipo de sospecha sobre la identidad del votante deja muy difícil a algunos colectivos poder ejercer este derecho.

Entre los más damnificados se encuentran los estudiantes universitarios que disfrutan de una beca Erasmus y los trabajadores españoles enviados por su empresa de forma temporal al extranjero. Esto es debido a que aunque se solicite el voto por correo, desde el momento en que se realiza la petición hasta la llegada de los impresos transcurre un periodo de entre 20 y 30 días, por lo que es imprescindible estar en España para poder recogerlo (se exige el DNI del titular).


¿qué ocurriría si...

se detectara un voto ilegal?

Si alguno pensaba que muchas de estas circunstancias son prácticamente imposibles de que se produzcan en la realidad, no tiene más que mirar hacia Vilanova d’Alcolea, en la provincia de Castellón.

En las elecciones legislativas de 2004, este pequeño municipio de sólo 545 habitantes tuvo que repetir los comicios después de que dos ciudadanos extranjeros ejercieran su derecho al voto sin tenerlo en realidad.

En principio, el juez no habría ordenado la repetición de estas elecciones si no hubiera sido porque la diferencia entre los dos partidos que se disputaban la alcaldía fue de sólo un voto, por lo que la irregularidad sí podía influir en el resultado.

El caso se vio envuelto en la polémica, ya que Vilanova acoge parte de los terrenos en donde se está construyendo el aeropuerto de Castellón, lo que confiere un poder estratégico a la Corporación Municipal -y al partido que la gobierne- para ser partícipe de las decisiones.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS