Domingo, 20 de mayo de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

ELECCIONES 27_M | LOS SOCIALISTAS
Las principales propuestas de Pla son inviables o ya están en marcha
Algunas iniciativas exceden la competencia autonómica o no se han concretado
Algunas iniciativas exceden la competencia autonómica o no se han concretado
Ignasi Pla, tercero por la derecha, en una de las reuniones con colectivos para preparar el programa electoral.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
Más noticias

Publicidad
Al candidato socialista a la presidencia de la Generalitat, Ignasi Pla, se le atribuye algo más que mala suerte con algunas de sus declaraciones. Sus resbalones dialécticos –en el último debate de Canal 9 cometió un par más– le han granjeado una cierta fama de descuidado, que no encaja bien con la responsabilidad a la que aspira.

Durante la primera mitad de la campaña electoral, el ruido de la Fórmula 1, el sondeo del CIS, el debate televisivo y las visitas de Zapatero han eclipsado el debate de las propuestas. Pero también existen. Los socialistas han anunciado algunos compromisos ambiciosos, con los que pretenden recuperar la desventaja que, muchos de los sondeos se empeñan en atribuir al PSPV.

Pero en algunas de esas propuestas, la fama de descuidado del líder de los socialistas valencianos también parece haberse filtrado. Promesas imposibles de cumplir, proyectos que ya están en marcha y anuncios que acaban siendo puestos en duda por otros responsables del partido salpican también el programa electoral del PSPV.

600 euros al mes. El pasado día 17, Ignasi Pla aseguró textualmente: “El cambio es que los mayores, que todavía tenéis pensiones muy bajas, a pesar del esfuerzo” del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, éstas se complementen desde la Generalitat “para que no haya ninguna persona mayor que cobre menos de 600 euros al mes”.

Existen dos tipos de pensiones –las contributivas y las no contributivas–. Las primeras tienen una cuantía mínima de 493 euros y su concesión está supeditada generalmente a que se acredite un periodo de cotización. Son competencia estatal, de forma que un Gobierno autonómico no puede intervenir sobre ellas. Las segundas se les reconoce a quienes, aunque no hayan cotizado nunca o lo suficiente para alcanzar las prestaciones del nivel contributivo, carezcan de recursos suficientes para su subsistencia. La cuantía media mensual es de 364 euros. Si la propuesta de Pla se refiere a estas segundas, lo que está proponiendo el líder socialista es pagar más a quienes no han cotizado nunca, frente a quienes sí lo han hecho y no llegan a esos 600 euros.

3.000 euros por hijo. El pasado 26 de abril, el candidato socialista se refirió a su propuesta de “premiar con 3.000 euros a las familias que tengan hijos”. Si se hace una lectura ligera de la propuesta, podría pensarse que cada familia recibirá ese pellizco de las arcas públicas (ojalá, pensará más de uno). Pero probablemente esa no sería la mejor manera de contener el déficit público. Por ese motivo, cabe suponer que el candidato socialista se refiere a deducciones fiscales aplicadas al tramo competencial autonómico de la renta.

Y esa circunstancia no deja de ser llamativa porque a los socialistas valencianos no se les escucha decir que entre su política económica figuren las rebajas fiscales.

Listas de espera. El pasado día 12, el candidato socialista se comprometió a hacer “públicas” las listas de espera, además de a que “todo el mundo” tenga “garantizado por ley” su “derecho a ser asistido en cualquier centro público o privado de cualquier comunidad autónoma” en caso de exceder el tiempo de espera estipulado, coste que “pagará la Generalitat valenciana”, avanzó. Respecto a esos tiempos, para las intervenciones especiales será de 60 días.

La propuesta puede ser interesante. Pero no resulta fácil diferenciarla del plan de choque puesto en marcha por el Consell en 1995. Primero, porque ese plan de choque ya se aplica en aquellas intervenciones quirúrgicas con una espera superior a los 60 días (como parece proponer Pla). Después, porque para ser asistido en centros de otras regiones habrá que contar con la opinión de esas Comunidades Autónomas, además de decidir qué hace con los familiares.

Gasto per cápita en sanidad. El 14 de mayo, Pla se comprometió a elevar la inversión en Sanidad a la media nacional, “que se sitúa en los 1.230 euros por persona”. Pla recordó que actualmente la inversión por paciente en la Comunitat asciende a 927 euros por persona, 303 euros menos que la media española.

El presupuesto de la Generalitat dedica a Sanidad el 40% del total. Para llegar al nivel que propone el candidato socialista, ese porcentaje debería dispararse –algunos cálculos señalan que hasta un 70%–, y sobre todo, debería detraerse de otros gastos del presupuesto. Parece más razonable, aunque desde las filas socialistas nadie ha avalado esa propuesta, el reconocimiento del incremento demográfico que se ha producido en la Comunitat, al que el sistema sanitario valenciano presta atención, y por el que el Gobierno central no aporta nada.

Sede del ICO en Valencia. El 21 de marzo, con la resaca de las fiestas josefinas, el responsable de Economía del PSPV, Enrique Villarreal, anunció que solicitaría que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) se trasladara a Valencia. En este caso fue el propio responsable del instituto, Aurelio Martínez, el que admitió lo “complicado y difícil” de la propuesta del PSPV. Por no hablar de los 280 empleados que se verían afectados.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS