Viernes, 27 de abril de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Gandia
Gandia recurre al juez para retirar la antena de telefonía próxima al colegio Joan Martorell
El propietario de la finca impide a los técnicos acceder al edificio para desmantelar el dispositivo
El propietario de la finca impide a los técnicos acceder al edificio para desmantelar el dispositivo
El propietario de la finca cercana al colegio público Joan Martorell de Gandia sobre la que está instalada la antena de telefonía móvil sigue negándose a retirar el dispositivo. El dueño continúa en sus trece pese a la presión de los padres, alumnos y profesores y pese al expediente abierto por parte del área de Medio Ambiente por ser la antena ilegal y carecer de licencia.

Los técnicos acudieron el miércoles a primera hora de la mañana al carrer del Mig, en Beniopa, con la finalidad de desmantelar el emisor de ondas electromagnéticas después de la orden dictada por el edil de Medio Ambiente, Joan-Francesc Peris. Sin embargo, el dueño del edificio les impidió entrar alegando que no tenían autorización judicial.

Esta circunstancia ha llevado al Consistorio Municipal a iniciar los trámites para solicitar al juez un permiso y poder acceder a la azotea de la finca, precintar el aparato y desmantelarlo, según informaron ayer a LAS PROVINCIAS fuentes del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento.

El presidente de la Asociación de Madres y Padres del colegio Joan Martorell, Joan Josep Síscar, se mostró ayer indignado y decepcionado, tanto por el Ayuntamiento de Gandia como por el propietario de la finca.

Otra concentración
Alrededor de 150 personas, entre profesores, padres y alumnos, se volvieron a concentraron ayer a las puertas del centro educativo porque les informaron que era ayer y no anteayer cuando estaba previsto que fueran los técnicos a retirar la antena.

Los progenitores sospechan que el departamento municipal modificó la fecha, de jueves a miércoles, para no toparse con la protesta. Desde el área de Medio Ambiente negaron este supuesto y aseguraron que hubo un error a la hora de redactar la nota informativa. “Nos hubiera gustado que nos hubieran informado del cambio de la fecha. Nos sentimos engañados porque pensábamos que había una actitud receptiva por parte del Ayuntamiento. Nos da la sensación de que acudieron un día antes para no encontrarse con nosotros”, manifestó ayer Joan Josep Síscar.

Los padres de alumnos también están molestos con el dueño de la finca por volverse a negar a acceder a ella para retirar el dispositivo emisor. Ahora, la agrupación lo que solicita es celeridad en el proceso judicial para que cuanto antes quiten el aparato del edificio.

La Asociación de Madres y Padres no va a dejar las medidas de protesta iniciadas hace aproximadamente un mes. Síscar señaló que está previsto que los progenitores asistan al próximo pleno para presionar y que pronto retiren el dispositivo.

Además, también están preparando una manifestación el próximo 17 de mayo para adherirse a la que está programada a nivel nacional en contra de las ondas electromagnéticas.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS