Jueves, 29 de marzo de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

LA SAFOR
Las operadoras de telefonía advierten de que Gandia se quedará sin cobertura si se desmantelan las 23 antenas
Las empresas se muestran favorables a que se realice un estudio científico en la ciudad sobre los niveles de emisiones de las repetidoras
Las empresas se muestran favorables a que se realice un estudio científico en la ciudad sobre los niveles de emisiones de las repetidoras
Las operadoras de telefonía móvil de España han advertido de que el desmantelamiento de las 23 antenas de telefonía a las que se ha abierto expediente en Gandia, “dejaría a la ciudad sin cobertura”, según aseguró ayer Carlos Cernuda, portavoz de las empresas de telefonía. El Ayuntamiento ha iniciado la apertura de expedientes a las citadas antenas propiedad de diferentes empresas de telefonía porque éstas carecen de licencia de obras.

Y es que, desde hace más de siete años está en suspenso la ordenanza reguladora de la instalación de antenas y no se ha dado en ese tiempo licencia alguna. El Ayuntamiento argumenta que no dará nuevas licencias hasta que no se resuelva en los tribunales un contencioso sobre la ordenanza. Este pleito fue perdido por el Consistorio en primer instancia y ha sido recurrido por la ciudad ducal por lo que todavía está pendiente de una resolución definitiva.

El portavoz de las operadoras de telefonía móvil Telefónica, que representa a Vodafone, Orange y Yoigo aseguró ayer a LAS PROVINCIAS que el uso del móvil en Gandia está por encima de la media nacional y que la pérdida de la cobertura en la ciudad “es algo que estamos seguros no quiere ningún ciudadano, ni siquiera el propio Ayuntamiento”.

Cernuda explicó que Gandia sería el primer municipio de España que se queda sin cobertura. Además, agregó que no sólo estas 23 antenas de telefonía son necesarias para garantizar que se pueda hablar desde todos los puntos de la ciudad “sino que además sería deseable un 20% más de las antenas que existen actualmente para que la llegada de la señal fuera mucho más clara”. Recalcó que el hecho de desmantelar las 23 que carecen de licencia sería una “medida demasiado extrema”.

En este sentido, realizaron un “llamamiento al diálogo” entre todas las partes implicadas para llegar a un acuerdo. Se produce una paradoja, según las operadoras “porque todo el mundo quiere tener cobertura pero nadie quiere las antenas de telefonía”, aseguró Cernuda.

Esta afirmación vino a colación de la concentración realizada ayer por los alumnos y padres del colegio Joan Martorell para exigir que se retire una antena de telefonía situada enfrente. Cernuda indicó que es absurdo las ordenanzas no pueden fijar los colegios y guarderías como zonas de seguridad porque “toda la ciudad tiene que ser segura, ya que las operadoras deben garantizar, y así lo hacen, que las emisiones no superen los niveles establecidos por la ley”.

Respecto a la preocupación por el asunto de los efectos negativos en la salud, las operadoras son partidarias de que se haga en Gandia lo mismo que en Móstoles.

En el municipio madrileño, la preocupación de los vecinos por la repercusión de las ondas en la salud llevó al Ayuntamiento a encargar un estudio epidemiológico a una universidad sobre las emisiones en el municipio.

La apertura de los expedientes en Gandia responde también a la preocupación de algunos padres por los hipotéticos efectos sobre la salud de las ondas de las antenas.

Sin embargo, las operadoras insisten en que la incidencia de las emisiones de ondas de las antenas “son inferiores a las que realiza un microondas o una secador de pelo”, indicó Cernuda. Por ello creen que las ordenanzas aprobadas en algunos municipios de la Safor “son demasiado restrictivas y por ello precisamente fueron recurridas por las operadoras de telefonía”.

75.000 móviles activos
En Gandia, según Cernuda, existen en la actualidad más de 75.000 móviles activos. Y es que el aumento del uso del teléfono móvil en los últimos años se ha disparado en toda España y “sin embargo no se ha incrementado el número de antenas lo cual es contraproducente”, aseguró Cernuda.

A esta situación, hay que sumar el hecho de que en unos días la playa de Gandia se llenará de turistas y duplicará la población con lo que la presencia de teléfonos móviles será mucho mayor.

“Sin un incremento de las antenas en la actualidad y la disminución de las mismas será imposible garantizar la cobertura, pese a que estamos obligados por ley”.

lasafor@lasprovincias.es

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS