Jueves, 8 de marzo de 2007
Registro Hemeroteca

en

C. VALENCIANA

Valencia
Una jueza ordena el cierre cautelar de un casal en Gandia tras las quejas de un vecino por ruidos
El edil de Medio Ambiente dice que el local dispone de licencia provisional y la falla del Mosquit anuncia que recurrirá
El edil de Medio Ambiente dice que el local dispone de licencia provisional y la falla del Mosquit anuncia que recurrirá
La justicia no ha tenido contemplación alguna con el casal fallero del Mosquit en el Grau de Gandia, y ha ordenado el cierre cautelar del local por las denuncias de un vecino ante los ruidos y por carecer de licencia de apertura. Esta medida es provisional hasta que se resuelva la sentencia sobre la denuncia interpuesta por el vecino del Grau.

Guillermo Peiró acusó al Ayuntamiento de Gandia de permitir que el casal desarrollara actividades falleras y sociales, sin licencia, además de no actuar cuando estos actos “generaban ruidos y molestias hasta altas horas de la madrugada”.

El abogado del demandante, Raúl Burgos, comentó que la jueza ha decretado el cierre provisional del local “para garantizar los derechos a la intimidad y del descanso”, que según la magistrada se vulneraban.

Asimismo, resaltó que su cliente lleva solicitando una solución a los distintos departamento del Consistorio de Gandia desde el año 2000.

Petición constante
Peiró, por su parte, destacó que todas las semanas ha acudido tanto al departamento de Medio Ambiente, como al de Seguridad Ciudadana para explicar los molestias que venían sufriendo.

“Nos decían que venían a medir los niveles de ruido, pero a la hora de la verdad no venía nadie”, señaló.

Además, destacó que en el lugar no sólo se hacen eventos falleros: “Todos los fines de semana hay algún acto, desde despedidas de solteros a fiestas”.

Por ese motivo, relató, han llamado en varias ocasiones a la Policía Local. “Avisábamos a los agentes pero después ni decían ni hacían nada sobre las personas que generaban el ruido”, explicó.

Por su parte, la concejala de Seguridad Ciudadana de Gandia, Liduvina Gil, aseveró a LAS PROVINCIAS que los agentes locales “han ido siempre que se les ha requerido al casal del Mosquit, pero que en ocasiones han encontrado a dos o tres personas jugando a cartas”.

Añadió que siempre que los policías han acudido allí “han levantado acta que han remitido al departamento de Medio Ambiente”.

Mediación social
Destacó, además, que ante algunas quejas de los vecinos del inmueble ya intervino el Centro de Mediación de Gandia y se resolvió que mediante subvenciones del Consistorio se instalaría un sistema de insonorización.

Sobre las licencia del local fallero el concejal de Medio Ambiente de Gandia, Joan Francesc Peris, indicó que dispone de “una licencia de primera utilización a la espera de unos últimos trámites”, sobre la insonorización del local, para dar la “licencia definitiva”, de lo que se extrae que el casal ha estado sin licencia al menos en los primeros años.

Peris comentó que desconoce si hay auto alguno por parte de los tribunales sobre el cierre cautelar, por lo que no quiso manifestarse sobre las medidas que se puedan tomar o no en un futuro, pero lo que si relató es que si llega algún documento lo leerá y lo remitirá a los servicios jurídicos para que lo “interpreten”.

Reacciones de los falleros
Por su parte, el presidente de la comisión, David del Rosario, explicó que no tiene constancia de ninguna medida cautelar. Señaló, además, que desde el primer día “han solicitado todas las licencias y altas correspondientes, tanto de actividades como de agua o luz”. Afirmo que si les cierran el local, su falla recurrirá la sentencia y reconoció que dispone de una licencia provisional y que cuando se produjeron las primeras críticas de los vecinos pusieron en marcha la insonorización del local que ya está lista.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS