Miércoles, 7 de febrero de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
El Ayuntamiento recuerda que la UE da un plazo de tres años para prohibir los petardos infantiles
Barberá afirma que los artefactos para niños son “inocuos” y forman parte de la tradición
El Ayuntamiento ha presentado un escrito para pedir una moratoria que aplace la prohibición de tirar petardos a los menores de 12 años. Entre los argumentos que sustentan la petición, se apunta que el plazo que establece la Unión Europea es de tres años, mientras que el Gobierno no ha dejado pasar ni dos meses.
El Gobierno ha tardado dos meses en aplicar la prohibición de tirar petardos a menores de 12 años cuando desde la Unión Europea se permite un plazo de tres años para la entrada en vigor de la restricción.

La orden ministerial, que desde el pasado domingo aumenta la edad mínima para manipular petardos de 8 a 12 años, es la aplicación práctica en la legislación española de un punto de la directiva aprobada por el Parlamento Europeo que regula aspectos relacionados con los explosivos y la pirotecnia.

Este es uno de los argumentos que esgrime el escrito que presentó ayer el concejal de Fiestas Félix Crespo, pidiendo una moratoria de la nueva normativa para poder debatirla con los sectores afectados: vendedores, pirotécnicos y técnicos.

En la instancia se señala que dicha directiva, aprobada el 31 de noviembre de 2006, ofrece un plazo de tres años para su adaptación a las leyes de cada país miembro. El Gobierno sólo ha tardado algo más de dos meses en hacerla efectiva en cuanto a la venta y utilización de petardos. Precisamente, un mes y medio antes de las Fallas.

Además del aplazamiento, el Ayuntamiento pide que se estudie la posibilidad de que los menores de 12 años puedan disfrutar de la pólvora, siempre bajo la tutela de un adulto.

“Esperamos que esta petición se acepte para que la próxima edición de las Fallas pueda desarrollarse con normalidad y tengamos tiempo para estudiar las consecuencias de la orden, que entendemos precipitada y sobre todo desconsiderada”, en palabras del concejal de Fiestas.

A su vez, Crespo invitó a los grupos de la oposición, el socialista y Esquerra Unida, a sumarse a la petición, “demostrando su compromiso y apuesta por nuestras fiestas”.

Otro de los argumentos que sustentan la petición, presentada en la Delegación del Gobierno, es que la directiva no ha sido publicada en Boletín Oficial de la Comunidad Europea, por lo que hay tiempo para reconsiderar la prohibición.

“No tienen ni mecha”
Rita Barberá también se hizo eco de la prohibición. “No tienen ni mecha, son bombitas que yo diría carecen hasta de pólvora.” La alcaldesa abogó ayer porque el Gobierno acceda a la petición del Ayuntamiento y se cancele la vigencia de la prohibición de tirar petardos de clase I a los menores de 12 años.

Este tipo de petardos “forma parte de la voluntad por estimular la afición y vocación de los valencianos por las Fallas”, señaló, para añadir que siempre se ha visto “a los niños con los padres tirando estas pequeñas bombitas”.

Barberá dijo que la moratoria de la normativa estatal es “importante” porque falta menos de un mes para que comience la primera mascletà, el 1 de marzo, y no da tiempo para negociar el uso de los petardos antes de las fiestas.

La alcaldesa afirmó que es necesario ser “muy responsable” con la utilización de estos artefactos, pero también “muy práctico” y saber de qué se habla ya que, destacó, los productos autorizados para menores de 12 años “no tienen ni mecha ni prácticamente pólvora, y son artículos absolutamente inocuos”.

Recordó que hubo una situación similar cuando se trató de prohibir el disparo del “tro de bac” y explicó que cuando invitó al entonces secretario de Estado de Industria y le mostró los artículos “se moría de risa y al final hubo una excepción”.

El delegado del Gobierno, Antoni Bernabé, se comprometió a tramitar y hacer llegar el escrito al Ministerio de la Presidencia, según explicó en la inauguración de CEVISAMA.

Eso sí, comentó que la nueva norma que emana de una directiva europea se aplica “por la seguridad de nuestros hijos y nietos”, y se mostró convencido de que las empresas pirotécnicas, de distribución y quiosqueros “entienden” la normativa.

El delegado consideró que todos tienen “derecho a disfrutar de nuestras fiestas y tradiciones, pero con la máxima seguridad, y este tipo de normas la refuerzan, especialmente para los niños”.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS