Lunes, 5 de febrero de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
Los kioscos ven imposible controlar la edad de los niños a los que venden petardos
La normativa que entró ayer en vigor impide la venta de pirotecnia a menores de 12 años
Vendedores de petardos criticaron ayer la nueva normativa que prohíbe a menores de 12 años comprar y usar pirotecnia porque aseguran que es imposible calcular la edad de un menor puesto que no tienen carnet de identidad. Los vendedores insisten en que sufrirán pérdidas y deben ser los padres los responsables de sus hijos.
La entrada en vigor del nuevo reglamento de explosivos ha sentado como un jarro de agua fría a los vendedores de materiales pirotécnicos.

“No sé como vamos a aplicar la normativa porque los niños nos pueden mentir sobre la edad que tienen y no tenemos ninguna forma de comprobarlo ya que no llevan carnet. Es increíble que ahora tengamos que hacer de policías”, afirmó Paloma Caballer, responsable de una tienda de suministro.

La nueva norma, que entró ayer en vigor, endurece las restricciones y prohíbe que los menores de 12 años compren y usen material pirotécnico. Antes la norma limitaba la edad a los 8 años en petardos clase I, las popularmente conocidas como bombitas. “Es una tontería porque deben ser los padres los que sean responsables porque ellos son los que se los compran a sus hijos. Es muy habitual ver un niño en carrito y tirando bombitas”, explicó Amparo Rubio, propietaria de un kiosco en Ángel Guimerá.

Fallas inminentes
Los kiosqueros están preocupados porque la normativa se aprueba justo un mes antes de que comiencen las Fallas. “Creo que se han excedido porque ahora no sé quién hará la despertà, la mayoría son pequeños y por supuesto a los de 12 años las bombitas les suena a risa”, comentó Eva Llidia.

El presidente de la Junta Central Fallera, Félix Crespo, no se quiso pronunciar ayer sobre las nuevas restricciones, pero aseguró que si había “algún tipo de perjuicio sería a los vendedores de este material”, comentó.

Quienes corroboraron esta afirmación fue la asociación valenciana de kioscos y prensa. “Desde luego se va a producir un gran perjuicio económico porque este material nadie lo va a querer si se cumplen a raja tabla las restricciones”, afirmó el secretario de la entidad quien hoy mantendrá una reunión con todos los afectados.

Las restricciones comenzaron en 1998 cuando entró en vigor el reglamento de la pirotecnia. La normativa se endurece ahora y aumenta las edades en dos años. Los petardos de clase I, (bombitas, bengalas, japonesas) serán para mayores de 12 años, los de clase II, (masclets, ruedas, tubos silbadores) para jóvenes de 16 años y a mayores de 18 años se les reserva el uso de borrachos, tracas o carcasas.

El Gobierno ha decidido endurecer esta normativa a raíz del accidente de dos hermanos de 14 y 6 años que resultaran gravemente heridos en La Puerta de Segura (Jaén). El Gobierno también justifica estos cambios por la necesidad de adaptar las normas a la evolución técnica de estos artículos y a las disposiciones de la UE sobre venta de explosivos con usos civiles.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS