Domingo, 14 de enero de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

€UROS
Viento en contra para la eólica
La patronal del sector advierte de que algunos proyectos del plan eólico valenciano pueden resultarafectados por la reforma del decreto sobre primas a productores de energía que estudia el gobierno
La patronal del sector advierte de que algunos proyectos del plan eólico valenciano pueden resultarafectados por la reforma del decreto sobre primas a productores de energía que estudia el gobierno
El viento que soplaba a favor de la energía eólica amenaza con volverse en contra. Los nubarrones que anuncian la tormenta han llegado en forma de propuesta del Ministerio de Industria para modificar del decreto 436/2004, que regula actividad de producción de energía eléctrica en régimen especial. La propia norma establece la revisión de las tarifas, primas, incentivos y complementos en 2006. No obstante, el año acabó con el anuncio del Gobierno de reorganizar los planes de inversión en infraestructuras de generación eléctrica en España a través de incentivos y penalizaciones.

Especialmente crítico se muestra el Ministerio de Industria con la energía eólica. El departamento que dirige Joan Clos considera excesivos los proyectos de construcción de parques eólicos de las comunidades autónomas y las empresas. Está convencido de que su ejecución acarrearía serios problemas de suministro.

La propuesta de nuevo decreto que el Gobierno ha hecho llegar a patronal y sindicatos no ha gustado. La Asociación Empresarial Eólica (AEE) asegura que, mientras el Plan de Energías Renovables ampliaba los objetivos fijados a 20.155 megavatios (MW) para 2010, la intención de Industria es de ‘‘reducir las primas vigentes y suprimir los inventivos y complementos establecidos en la regulación actual’’. Además, la medida tendría carácter retroactivo, con lo que afectaría a proyectos ya aprobados.

Proyectos en peligro
La patronal incluye entre los posibles perjudicados a proyectos del Plan Eólico Valenciano, sobre todo aquellos que tengan una rentabilidad limitada o estimen menos horas de viento. Industria sostiene que la excesiva generosidad de la remuneración –los propietarios de los terrenos reciben entre 3.000 y 6.000 euros al año por cada molinillo– y unos requisitos medioambientales demasiado laxos han provocado la proliferación de parques ‘‘ineficientes’’ de menos de 2.000 horas de funcionamiento.

Y las consecuencias ya se están empezando a notar. Según aseguran fuentes de la AEE, algunas entidades bancarias han paralizado en los últimos meses la concesión de financiación de parques eólicos a la espera del decreto que finalmente apruebe el Gobierno.

De momento, la semana que viene es previsible que la Comisión Nacional de la Energía emita un informe sobre la propuesta de decreto remitida por Industria. Su opinión, no obstante, no es vinculante. Posteriormente el borrador definitivo será remitido al Consejo de Estado, para luego ser aprobado por el Consejo de Ministros.

Mientras tanto, los proyectos del Plan Eólico Valenciano siguen su tramitación. Son pocos los parques que ya están en marcha, pese a que el plazo inicial fijado para el funcionamiento pleno de la red era 2007. Ocho parques de los 67 que prevé el plan funcionan. Están situados en las zonas 1, 2 y 3. Todos ellos pertenecen a Renomar (Energías Renovables Mediterráneas S.A.). La compañía, participada al 50% por Acciona, prevé instalar en el primer trimestre de 2008 el último aerogenerador de los 23 parques adjudicados dentro del Plan Eólico. Es la única, junto a Proyectos Eólicos Valencianos (PEV) –Endesa, Sedesa y Bancaja–, que ha comenzado a levantar molinos.

Renomar descarta efectos negativos del futuro decreto en los parques que desarrolla la compañía en la Comunitat, puesto que están muy avanzados. No obstante, a nivel general, cree que la reglamentación producirá un descenso de la inversión y, con ello, una pérdida de puestos de trabajo.

La Asociación Empresarial Eólica, por su parte, exige –son parte de sus alegaciones– que la rentabilidad sea ‘‘razonable, pero atractiva’’, mantener la tasa de rentabilidad de la regulación vigente en un 8,4% en tarifa regulada y en un 7-11% en mercado y que se elimine el carácter retroactivo de la norma.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS