Jueves, 4 de enero de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

SUCESOS
Un perro salva a una familia de morir en el incendio de su vivienda en Valencia
El cocker subió a la cama de sus dueños y los despertó a ladridos mientras la casa ardía
Un perro de la raza cocker salvó ayer de madrugada a una familia de morir en el incendio de su vivienda en Valencia tras subirse a la cama de sus dueños y ladrar hasta despertarlos. Al mismo tiempo, el fuego arrasaba el comedor de la casa. Un total de 17 personas resultaron intoxicadas por humo en este siniestro.
El héroe de esta historia es un perro pequeño de la raza cocker. Neo demostró ayer por qué dicen que el perro es el mejor amigo del hombre. Tras advertir el peligro por el fuego que arrasaba el comedor de la vivienda, el can subió a la cama de sus dueños, José Vivó y Alida Alfaro, y los despertó a ladridos.

El reloj marcaba las 03.25 horas de la madrugada. El incendio se declaró en un piso situado en el número 132 del camino de Moncada. La casa estaba llena de humo y el matrimonio dormía profundamente. En otra habitación de la vivienda, los padres de Alida tampoco notaron nada extraño hasta que oyeron los gritos de José.

Gracias a Neo, que avisó a sus dueños del fuego, los dos matrimonios sólo sufrieron una leve intoxicación de humo y lograron escapar de lo que parecía una muerte segura.

El cocker arañó también la manta con sus patas mientras ladraba encima de la cama, según explicó José a los vecinos tras ponerse a salvo.

Angustioso rescate
El hombre despertó a su familia y acudió al rellano para pedir ayuda a un vecino. Y es que su suegro está impedido y necesita una silla de ruedas para desplazarse.

Vicente Soriano, que reside en la vivienda contigua a la siniestrada, y dos hombres de etnia gitana que pasaban por el camino de Moncada auxiliaron al familiar de José. Entre las cuatro personas consiguieron rescatar al anciano impedido de la casa en llamas. Fueron momentos de gran tensión y nerviosismo por parte de las víctimas. La escalera de la finca estaba llena de humo y los vecinos llegaron a temer por sus vidas.

Unas 30 personas desalojaron sus viviendas entre escenas de pánico. Algunas de las víctimas fueron rescatadas por los bomberos en la terraza del edificio.

Al lugar acudieron con urgencia cuatro patrullas de la Policía Local de Valencia, cinco dotaciones de bomberos y cuatro ambulancias. El personal sanitario atendió por intoxicación de humo a un total de 17 personas, tres de las cuales fueron trasladadas a los hospitales Clínico y La Fe. El héroe canino fue rescatado por los bomberos de la casa en llamas. Neo resultó ileso.

sucesos@lasprovincias.es

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS