Domingo, 12 de noviembre de 2006
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
Un genio, de puntillas por Valencia
El museo San Pío V y la capillade la Catedral son los únicos espacios con obras de Goyaen la Comunitat
El museo San Pío V y la capillade la Catedral son los únicos espacios con obras de Goyaen la Comunitat
si la recién estrenada película de Milos Forman,Los fantasmas de Goya, pone de moda la obra del pintor aragonés, los valencianos tendrán pocas opciones para disfrutar de los geniales lienzos sin salir de casa. El artista de Fuendetodos pasa por la Comunitat de puntillas, pese a su relación con Valencia y, sobre todo, con la Academia de San Carlos, una institución cuyos estatutos de 1766 establecían su objetivo: formar a pintores, escultores y grabadores.

El pintor visitó las aulas de San Carlos varias veces y dejó dibujos o repentes, que constituyen joyas de la colección académica. En Valencia, Goya hizo y tuvo amigos. Uno de ellos, su discípulo y colaborador, fue Asensi Julià, pintor nacido en la capital del Turia en 1748, que trabajó con el autor de Los fusilamientos del 3 de mayo en Madrid. Según el libro Asensi Julià. El deixeble de Goya, escrito por el vicerrector de Cultura de la Universitat de València y catedrático de Historia del Arte, Rafael Gil, el pintor de Fuendetodos viajó el 17 de julio de 1790 a Valencia donde tuvo “el primer contacto con Asensi” en la institución. Gil argumenta que dado el renombre de la Academia y sus artistas, Goya no sólo la visitó sino que decidió quedarse más tiempo.

De la relación entre pintor y grabador da cuenta los frescos de San Antonio de la Florida, donde el creador de las Majas realiza un pequeño retrato del artista valenciano en el que se puede leer la siguiente dedicatoria: “Goya a su amigo Asensi”.

Donaciones a Bellas Artes
Desde muy temprano la Academia comenzó a recibir valiosas donaciones de obras de arte que fueron enriqueciendo su patrimonio formándose un pequeño museo. De ahí que cuente con una buena representación centrada en los retratos de personajes cercanos al genial Goya, en los que no se limita a reproducir su fisonomía, sino que consigue, a través de ellos, reflejar la sociedad de su tiempo, a la vez que pone en evidencia su comunión de ideas y sensibilidad. Un vínculo que se traduce en obras, como Retrato de Doña Joaquina Candado o Retrato de Francisco Bayeu, dos obras que anuncian la posterior doctrina pictórica goyesca a través de sus golpes de color, que constituirán los comienzos de la pintura moderna.

No menos significativos son el Retrato del grabador Rafael Esteve Vilella y el Retrato de Mariano Ferrer, secretario de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, en los que se muestra más fiel a los principios académicos. También de esta figura culminante del arte español hay dos pequeños lienzos con Juegos de niños, en los que transmite toda la gracia del juego infantil del paso y el balancín.

Goya fue nombrado Académico de Mérito de San Carlos; sus obras, óleos y dibujos, propiedad de la institución, constituyen una parte muy preciada de sus fondos que se exponen en el San Pío V.

La otra aportación del genio aragonés a Valencia radica en los lienzos laterales de la capilla San Francisco de Borja de la catedral de Valencia, pintados a partir de 1787. Fue un encargo de la duquesa de Osuna que compartió con el pintor valenciano Mariano Salvador Mella. Éste y Goya fueron objeto de una exposición, comisionada por Benito Navarrete en el San Pío V hace una década.

De caza en la Albufera
En el catálogo de la muestra, recoge una carta de 1786 enviada a su amigo Martín Zapater en la que el pintor expresa su deseo de cazar en la Albufera. Recuerda, además, que en 1771, cuando el pintor regresaba de Italia, solicitó que el cuadro Aníbal viajará a Valencia, aunque finalmente recayó en Zaragoza. Este deseo del aragonés se explica, o bien, por presentarlo al concurso de la prestigiosa Academia de San Carlos, o bien, por su amistad con Taddeus Kuntz, con quien vivió en Roma y marido de una de las hijas del escultor valenciano Francisco Vergara.

La próxima parada de Goya en la Comunitat será el próximo diciembre en el Mubag de Alicante con la exposición El retrato español en el Museo del Prado.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad