Jueves, 19 de octubre de 2006
Registro Hemeroteca

en

C. VALENCIANA

METEOROLOGÍA
Un tornado, agua y granizo azotan Valencia
Un rayo dejó parado un tren de la línea 1 durante una hora y la fuerte tormenta inundó bajos y terrazas
Una tromba de agua y granizo azotó ayer Valencia y l´Horta y obligó a los bomberos a intervenir en la inundación de bajos y retirada de árboles. La inestabilidad atmosférica generó un tornado entre Ribarroja y l’Eliana. Además, en esta localidad un rayo dejó sin servicio durante una hora el tramo de la línea 1 que comunica con Llíria.
“De repente, escuché un picoteo en los cristales. Me levanté del sofá y vi el granizo golpeando los cristales. Era algo más grande que un garbanzo”. Es el testimonio de Antonio, vecino de Paiporta. La situación se repitió ayer por la tarde en numerosos municipios del Camp de Turia y l´Horta y, en especial, en la ciudad de Valencia.

Además, la inestabilidad atmosférica generó un tornado durante algunos minutos que discurrió entre los términos municipales de l’Eliana y Ribarroja.

La primera gran tromba de agua tras el verano sorprendió a muchos valencianos sobre las seis de la tarde. Fueron apenas 20 minutos, pero la fuerza de las precipitaciones obligó a los bomberos de Valencia a intervenir en 70 servicios cuando todavía no se habían cumplido las ocho de la tarde. Inundación de bajos y terrazas, saneamiento de fachadas –por algunos desprendimientos– y la caída de varios árboles acapararon los esfuerzos de los bomberos. Fuentes municipales informaron que no se habían producido heridos.

Las precipitaciones alcanzaron casi los 30 litros por m². En Valencia, el pluviómetro marcó 25 litros, en Villar, 27 y en Benassal, 35. Estas fueron las cantidades más destacadas. La tromba de agua estuvo acompañada de gran cantidad de aparato eléctrico. En la Comunitat Valenciana, sobre todo en la mitad norte de Valencia y Castellón, cayeron aproximadamente 2.000 rayos, según los datos del Centro Meteorológico Territorial.

La mala suerte se cebó de nuevo con Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana. Uno de los rayos fue a parar directamente a la subestación eléctrica de Benaguacil, que suministra energía a parte de la línea 1.

La consecuencia fue que el servicio de tren entre l’Eliana y Llíria quedó paralizado durante una hora. Una veintena de pasajeros se vieron afectados por el corte de suministro y fueron trasladados en taxi a sus destinos.

Además, varios testigos relataron a LAS PROVINCIAS la existencia de goteras en algunas estaciones de metro, como la de Aragón y Ángel Guimerá.

El Museo San Pío V tampoco se libró de la lluvia, aunque esta no dañó ninguna obra, según fuentes de Cultura. Una fisura en una ventana del hall permitió que el agua llegara al vestíbulo. En la entrada por el patio de Embajador Vich también penetró el agua.

Pese a la intensa lluvia, no se produjeron cortes significativos del suministro eléctrico, según informó Iberdrola. El más destacado se registró en los alrededores de la calle Duque de Calabria, con 1.600 vecinos afectados.

El tráfico también se complicó en la ciudad y en los accesos a Valencia. La A-3 registró ocho kilómetros, la V-31 una decena, la V-30, cinco kilómetros y la V-21, otros siete. “Son retenciones habituales, aunque ayer se incrementaron un par de kilómetros por carretera”, indicaron desde el Centro de Gestión.

Las previsiones para hoy anuncian lluvias en la provincia de Valencia. Desde el Meteorológico advirtieron que es probable que se produzcan rachas de viento de 70 kilómetros a la hora.

arallo@lasprovincias.es

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad