Domingo, 15 de octubre de 2006
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

HELGA SCHMIDT
“Si me hablan despacio, ya entiendo el valenciano”
La intendente del Palau de les Arts no piensa en las vacaciones. Algún día quiere cumplir, eso sí, su deseo frustrado de dar la vuelta al mundo en un crucero con su marido, muchos libros y un ajedrez
La intendente del Palau de les Arts no piensa en las vacaciones. Algún día quiere cumplir, eso sí, su deseo frustrado de dar la vuelta al mundo en un crucero con su marido, muchos libros y un ajedrez

durmió bien la noche del debut de la Orquesta de la Comunitat?
¿La anterior o la posterior?

Hábleme de las dos.
La noche después del debut me acosté tarde y dormí bien. La anterior...

¿Tuvo nervios?
Estuve inquieta. Se acercaba un día muy especial, con el estreno de la Orquesta de la Comunitat y su actuación junto a la del Palau de la Música.

La crítica ha dicho que el programa era una especie de galimatías.
El programa era para un concierto institucional en un momento histórico.

¿Le dijo a Mayrén Beneyto lo mismo que Claude Rains a Bogart en la última secuencia de ‘Casablanca’?
¿Qué le dice Rains a Bogart?

“Este puede ser el principio de una gran amistad”.
Le dije algo parecido. Y Mayrén a mí.

¿Inició usted el acercamiento o lo hizo Beneyto? ¿Quién se esforzó más?
Las dos. Lo hicimos en público días antes y lo hicimos esa noche.

¿Qué opina de la crítica valenciana?
Le falta convencerse de la calidad del proyecto. Espero que ganen confianza en el contenido de la programación.

Y ahora, unas vacaciones.
¿Por qué? No, hay que trabajar.

¿Con quien preferiría irse unos días a un rincón perdido para hablar de cosas de la vida? ¿Con Yaron Traub, Zubin Mehta o Benedicto XVI?
(Pausa larga). Con mi marido.

No sabía que estuviera casada.
Lo estoy. Tenemos un hijo. Mi marido es el cantante Wladimiro Ganzarolli.

¿Tiene buena comunicación con él?
Plena y total.

Dijo Nietzche: “No expongas nunca tu vida privada en el mercado público”
Absolutamente de acuerdo.

Rifirrafe político. Le pillan en medio. ¿Cómo vive la experiencia?
Bastante tranquila, porque sé que trabajo con transpariencia, profesionalidad y del mejor modo posible.

¿Somos difíciles los valencianos?
No sois fáciles. Pero vengo de Viena, una ciudad que tampoco es fácil.

¿Sus mejores recuerdos de la infancia en Viena?
Los veranos, cuando iba con mi padre al festival de Salzburgo. Con seis años ví La flauta mágica , de Mozart, dirigida por Furtwangler, mientras mis amiguitas estaban en la piscina.

¿Programará ‘Idomeneo’, de Mozart, que tanto ofende al Islam radical?
Algún día sí. Antes programaremos tres óperas de Mozart con libreto de Lorenzo da Ponte. Cada año, una.

¿Qué debemos hacer los valencianos para tener el nivel musical de Viena?
Asistir a conciertos, mesas redondas, lecturas de profesionales y expertos, seguir amando mucho la música...

¿Cuánto vale una botella mediana de detergente?
No tengo mi idea. No hago la limpieza. Vivo en un hotel.

Su castellano ha mejorado.
Poco a poco.

¿Y el valenciano?

Si me hablan despacio, ya entiendo el valenciano.

Traduzca ‘Déu deu deu’.
(Cara de asombro). ¿Qué es eso?

Se lo traduzco: ‘Dios debe diez’.
¡Es fantástico! Me fascinan los juegos de palabras. El libreto de La Bohème está lleno de dobles sentidos.

¿Tiene un secreto sentido del humor bajo su apariencia de mujer seria, planificada y germánica?
Germánica no. Ponga nórdica .

Vale: nórdica y muy seria.
Doy la imagen profesional justa, pero escondo un corazón opuesto cuando no estoy en el trabajo.

¿Algo que haya intentado hacer muchas veces sin lograrlo nunca?
Dar la vuelta completa al mundo en un crucero, con mi marido, muchos libros y un ajedrez.

¿Le gusta el ajedrez?
Lo adoro.

¿Le perturban más las ofensas recibidas o las cometidas?
Las que yo hago.

¿Una película del cine español?
Tango , de Carlos Saura.

En la intimidad, ¿qué música pone?
Sinfónica del siglo XX. También me gusta la ligera. Sobre todo la americana y la italiana.

¿Mina le gusta?
¡Mucho! Me gustaría verla actuar. Pero se ha retirado.

Un chaval pone a todo volumen el bulería/bulería de Bisbal. ¿Qué piensa?
Que el muchacho se divierte y está disfrutando de la vida.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad