Jueves, 12 de octubre de 2006
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
El Papa autorizará la misa en latín en un próximo documento
El Papa dará libertad a los curas que lo deseen para oficiar misa en latín, según la liturgia anterior a la reforma moderna del Concilio Vaticano II, de 1969, que impuso la eucaristía con el cura mirando a los fieles y no de espaldas a ellos, y en las lenguas nacionales.

Es una decisión avanzada ayer por el diario británico The Times y no desmentida por fuentes vaticanas, pero que no sorprende a nadie pues Benedicto XVI adora el latín, el gregoriano y en general todo lo que suene a cristianismo original. Ratzinger estaría ultimando un documento, un ‘motu propio’, al respecto pero se ignora el contenido exacto y la fecha de divulgación. Hasta ahora estos ritos requieren una autorización especial del obispo de la diócesis.

Efectos nulos
Los efectos prácticos de esta medida son prácticamente nulos y es improbable que en una parroquia cualquiera el sacerdote comience de repente a dar misa en latín, como en los viejos tiempos, pero se trata de un guiño importante hacia un sector de la Iglesia nostálgico y tradicionalista, y concretamente hacia el grupo escindido de monseñor Lefebvre.

El nuevo documento allanaría el camino para la reintegración de sus seguiodres, pues a fin de cuentas su principal reclamación es que les dejen dar misa en latín. No obstante, sería una concesión a cambio de un reconocimiento pleno y expreso por su parte del Concilio Vaticano II.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad