Jueves, 12 de octubre de 2006
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
En busca de la redención
Mel Gibson intenta recomponer su imagen y se disculpa de nuevo en la televisión estadounidense tras su arrebato antisemita en una noche de borrachera
Mel Gibson intenta recomponer su imagen y se disculpa de nuevo en la televisión estadounidense tras su arrebato antisemita en una noche de borrachera
El actor y director Mel Gibson entona esta semana el mea culpa en la televisión estadounidense con una entrevista en la que vuelve a disculparse de su arrebato antisemita durante una borrachera.

La cadena ABC, que emitirá la entrevista hoy y mañana viernes en el programa Good Morning America , adelantó ayer algunas declaraciones de Gibson a la prensa.

“Fue el estúpido balbuceo de un borracho”, reconoce el actor a la periodista Diane Sawyer en su primera entrevista pública en la televisión desde el incidente del pasado julio. En sus declaraciones, Gibson subraya que no quiere que el público le vea como un monstruo.

“Es lo último que quiero”, afirma el aclamado actor y director de Hollywood cuando se aproxima su próximo estreno, Apocalypt ”. En su entrevista en busca de la redención, Gibson reconoce que necesita “curarse de sus heridas” y ayudar a otras personas “dañadas” por sus comentarios.

Gibson, de 50 años, fue arrestado el pasado julio en Malibú (California) bajo la sospecha de que conducía borracho. Durante la detención, el director de Braveheart se enzarzó en una pelea verbal con los agentes con tintes machistas, soberbios y antisemitas, según la policía.

Mientras a una policía la llamó “senos dulces”, a otro agente, tras preguntarle si era judío, le dijo que “los judíos son los responsables de todas las guerras en el mundo”. Sus comentarios y las airadas reacciones que generaron, en especial en la meca del cine, una industria en la que los judíos cuentan con una fuerte presencia, dieron la vuelta al mundo.

Centro de rehabilitación
La estrella se disculpó en dos ocasiones ante la comunidad judía antes de desaparecer de la luz pública en un centro de rehabilitación para alcohólicos, como parte de la condena que recibió tras no rechazar los cargos que se le imputaron durante el arresto.

Gibson había ofendido con anterioridad a la comunidad homosexual con Braveheart , por la que ganó el Oscar al mejor director, y también a la comunidad judía con su visión conservadora de la crucifixión en La pasión de Cristo .

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad