Miércoles, 11 de octubre de 2006
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

INTERNACIONAL
Putin condena el asesinato de Anna Politkovskaya pero descalifica su trabajo
Merkel subraya que el presidente ruso le ha prometido que investigará el crimen
Putin condenó ayer, durante su visita a Alemania, el asesinato de la periodista Anna Politkovskaya pero el presidente ruso minimizó el trabajo de la informadora a la que restó influencia y credibilidad. Merkel, sin embargo, subrayó que Putin le había prometido investigar a fondo el crimen en nombre de la libertad de expresión.
El presidente ruso, Vladimir Putin regresó ayer a Dresde, la ciudad donde trabajo como agente del KGB durante cinco años, para dar un nuevo impulso a las relaciones políticas y económicas entre su país y Alemania. Pero la visita de Putin estuvo marcada por el asesinato de Anna Politkóvskaya y unos 2.000 manifestantes lo recibieron con gritos de “¡asesino, asesino!”.

Durante una breve rueda de prensa conjunta con la canciller, Angela Merkel, el poderoso jefe de estado ruso, obligado por las circunstancias, condenó con energía el crimen de la periodista y prometió que los responsables del “cruel asesinato” serian llevados ante la justicia de su país.

“Quien sea el que haya cometido el crimen, debemos constatar que se trata de un acto horrible y totalmente inaceptable. Este crimen contra una mujer y madre no debe quedar impune”, dijo el presidente ruso.

Derechos humanos
Pero en un gesto que sorprendió a los periodistas, Putin calificó el trabajo profesional de la periodista como “sin importancia” para su país y que solo era conocido entre los grupos rusos de defensa de los derechos humanos y en cierta medida el extranjero, pero siempre en círculos muy restringidos.

“La periodista era muy critica con el gobierno en Rusia, pero el nivel de su influencia en la vida política en nuestro país carecía de importancia”, dijo Putin. “El asesinato causa mucho más daño a Rusia y a sus instituciones que el trabajo realizado por Anna Politkoskaya”, añadió. Por esa misma razón, Putin insistió en que se investigaría el caso.

En cambio, la canciller Angela Merkel se mostró “consternada” por el asesinato y destacó que el presidente ruso le había prometido que haría todo lo que estuviera a su alcance para esclarecer las causas del crimen.

“Creo que esto es muy importante y una señal necesaria para dejar en claro que la libertad de prensa es un atributo muy importante de los países donde se desarrolla la democracia”, dijo la canciller.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad