lasprovincias.es
Lunes, 12 de junio de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares    Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO SERVICIOS LP PUNTO RADIO LP TEVA CENTRO COMERCIAL
EL TIEMPO
Toda la información meteorológica de la Comunidad
LO + BUSCADO

-Radares

-SMS gratis
-Ofertas de viaje
-Nokia 6660
-Pilates
-Vehículos km 0
-Mundial fútbol
-Empleo Valencia
-Balnearios
-Motor Valencia
-Venta de pisos
-Horóscopo
-Callejero
-Vuelos baratos
-Ocio, recetas, chat, postales...
:: DIFUSIÓN

Diario Digital auditado por OJD
ACTUALIDAD
comunitat valenciana
Los regantes califican en las Corts de "sarcasmo" las declaraciones de Zapatero y reclaman el trasvase
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

Representantes de comunidades de regantes de la Comunitat Valenciana afirmaron hoy en las Corts Valencianes que las manifestaciones que realizó el pasado sábado en Tarragona el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en las que tildó de "absurdo" el trasvase del Ebro y aseguró que "nadie se atreverá a intentarlo de nuevo", son un "sarcasmo" y, al respecto, coincidieron en reclamar la realización de esa infraestructura para garantizar el agua suficiente para la agricultura valenciana.

Los regantes se pronunciaron de esta manera, en declaraciones a los medios de comunicación, antes de partipar en la segunda jornada de comparecencias de la Comisión Especial para el Estudio de la Sequía de la Cámara, en la que, como ya ocurrió la semana pasado, tampoco participaron los representantes de la oposición en cumplimiento de su advertencia de no asistir por lo que consideran la "actitud" de "imposición" de la lista del PP.

El presidente de la Comunidad General de Regantes del Camp del Túria, Benjamín Aparicio, calificó de "sarcasmo" las manifestaciones de Zapatero, ya que, según señaló, la Comunitat Valenciana, Murcia y Almería "no pueden aguantar" debido a la sequía que padecen y necesitan "agua suficiente para su desarrollo".

Además, destacó que los agricultores "están poniendo mucho dinero de su parte" para modernizar los regadíos y llevar a cabo la depuración de aguas residuales y necesitan que se hagan los trasvases, tanto del Ebro como el Júcar-Vinalopó, y se mantenga el del Tajo-Segura, dijo.

Manifestó que los regantes "tendríamos que haber convocado muchas más manifestaciones" y señaló que el hecho de que alguien "se alegre de derogar una cosa que es necesaria para otros sitios" cuando hay una parte del agua del Ebro que se está "perdiendo en el mar" es un "poco de sarcasmo".

Aparicio destacó que el PHN era "bueno para todos y se tendrá que hacer tarde o temprano", a la vez que defendió la opción de los trasvases para "paliar" las situaciones de sequía "porque es la única manera de tener agua suficiente donde haga falta". Señaló que el agua "no puede ser un factor limitador para el crecimiento de nadie" y aseguró que sólo con el 8 por ciento de los 12.000 hectómetros cúbicos de agua que el Ebro vierte al mar, dijo, "se resolverían todos los problemas hídricos que tiene la Comunitat".

Por su parte, el presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, Francisco del Amor, manifestó que si no se lleva a cabo la conexión entre cuencas -"entre la España húmeda y la seca"- "difícilmente tendremos soluciones en todo el arco mediterráneo" español, especialmente en la zona del sureste, donde se está produciendo, afirmó, "una desertización total".

Del Amor reclamó que el problema se debe resolver "con aguas superficiales de distinta procedencia" y, al respecto, indicó que la la solución "tiene que venir ya" y debe pasar por los trasvases. Señaló que estas infraestructuras "funcionan" y se hacen "en todas las partes del mundo", a la vez que apuntó que la desalación "es un complemento para, sobre todo, el abastecimiento y va a quitar presión a los regadíos pero no es la solución".


'Gran disparate'

Asimismo, el juez de Aguas del Juzgado Privativo de Orihuela (Alicante), Antonio Barberá, calificó de "gran disparate" la derogación del trasvase del Ebro y, al respecto, afirmó que los agricultores alicantinos están haciendo "filigranas" para mantener sus cultivos a través del uso de pozos de sequía. Apuntó que con el límite establecido de dos riegos "a ver qué familia pueda dar de comer a sus hijos" y quién puede programarse para plantar los cultivos.

También defendió que el agua no se debe "exigir a nadie" porque es primero "para quien la tiene", pero señaló que se debería distribuir a otras cuencas cuando esos recursos hídricos "se vayan a perder".

El presidente de la Comunidad de Regantes del Margen Izquierdo del Río Segura, Manuel Serrano, destacó que la sequía es un fenómeno cíclico para cuya solución, dijo, "hay buena voluntad pero no se ven los resultados", al tiempo que defendió que gracias al trasvase del Tajo al Segura, "en el sureste español hemos tenido capacidad de progreso" y sin esa infraestructura "difícilmente hubiéramos podido hacer absolutamente nada".

Así, manifestó que poner "en tela de juicio los trasvases y la interconexión de las cuencas de los ríos del Estado español es un solemne disparate" y afirmó que estas obras se realizan "desde hace muchísimos años" en países como Francia, Bélgica, Holanda y Suiza. De esta manera, calificó de "anacrónica y poco menos que demencial que en un Estado en el que hay una parte húmeda y una parte seca no se tenga resuelto esto desde hace muchos años y, mucho peor que eso, se ponga en tela de juicio la solidaridad que debe de reinar en el conjunto del Estado español".