Las monjas de Bonrepós piden a la Iglesia que aclare los «movimientos anómalos»

Fachada de la guardería de Bonrepòs. / juan josé monzó
Fachada de la guardería de Bonrepòs. / juan josé monzó

El Arzobispado aseguró que tenía previsto presentar una denuncia en el juzgado y que se reunirá con los padres de la guardería

R. V. valencia.

Las Misioneras de la Divina Providencia, titulares de la guardería Nuestra Señora del Pilar de Bonrepòs, manifestaron el martes a través de un comunicado remitido por su representante jurídico que han solicitado al Arzobispado de Valencia que «se explique sobre cuáles son las 'causas graves' que han justificado el nombramiento y la intervención de los comisarios, ex canon 318 del Código de Derecho Canónico».

A esta afirmación añadieron que se espera que se determinen «Cuáles son los movimientos anómalos que precisan explicación o justificación al objeto de articular una defensa correcta». También solicitan que expliquen «por qué razón los consideran anómalos, toda vez que, sin esta información, la religiosa no puede defenderse». La abogada de la asociación insistió en que han invitado «al arzobispado a dialogar».

Por su parte el Arzobispado de Valencia señaló que tenía previsto presentar el martes por la tarde en el juzgado una denuncia contra la Asociación Pública de Fieles Misioneras de la Divina Providencia de Bonrepòs i Mirambell. El lunes había dado a conocer que llevarían a la Fiscalía presuntos «movimientos anómalos» en la gestión de la asociación.

También señalaron desde el arzobispado que tienen previsto celebrar una reunión con los padres de los niños de la guardería Nuestra Señora del Pilar para explicarles detalles sobre la gestión para el próximo curso. Al respecto desde la Iglesia puntualizaron el lunes que se plantean que la gestione la Fundación San Vicente Mártir a la que están vinculados los colegios diocesanos. Sobre esta circunstancia, también el lunes, fuentes cercanas a las misioneras ya apuntaron que ese hecho «se debe justificar».

Recogida de firmas

Los padres de los cerca de 50 niños que acuden a este centro de educación infantil habían mostrado su preocupación por el futuro de la guardería días antes de que la Iglesia diera a conocer la intención de acudir a la Fiscalía. Las familias iniciaron una campaña de recogida de firmas a través de una plataforma digital bajo el lema «Evitemos el cierre de la guardería Nuestra Señora del Pilar de Bonrepòs y Mirambell». A última hora de ayer contaban con algo más de 1.400 apoyos. A ellos se añadirán los que se recojan en los pliegos de papel que aseguran que se han distribuido.

En sus planteamientos sostienen que no pueden «permitir el cese de un centro que funciona bien y aporta tanto a la ciudadanía». Además, sostienen que la «expropiación a la asociación sólo por intereses económicos no es un motivo moral». Alguno de los padres que ha participado en la iniciativa explicó a LAS PROVINCIAS que por la guardería «hemos pasado todo el pueblo».

Fotos

Vídeos