Las claves de la reversión del Hospital de Alzira

Las claves de la reversión del Hospital de Alzira
Consuelo Chambó

El cambio de la gestión privada a la pública llegará este domingo 1 de abril tras un proceso de meses salpicado de diferencias y polémicas

Laura Garcés
LAURA GARCÉSValencia

La reversión del Hospital de Alzira a la gestión pública llega este domingo 1 de abril. Ribera Salud ya no gestionará la asistencia sanitaria en La Ribera, lo hará la Conselleria de Sanidad. Acabará así un proceso que lleva meses en marcha y en el que la tensión ha ido ganando espacio a medida que avanzaba el calendario. Recursos en los tribunales, reproches por falta de colaboración y criterios muy dispares al valorar las bondades de las maneras de gestionar han jalonado el camino.

El primer paso lo dio Carmen Montón en su toma de posesión. Anunció la apuesta por poner fin a todos los conciertos «posibles». Después llegó el plan para la reversión y con ello empezaron a desgranarse cuestiones que se fueron revelando determinantes: cómo resolver el paso del personal -unos 2.000 trabajadores-, mantenimiento de la cartera de servicios, inversiones, preparación de los sistemas informáticos y gestión de los centros de salud. Son cinco claves a las que la pasada semana se añadió la sexta: nombramiento de la gerente -Isabel González- y cambio de titulares de dos direcciones generales en Sanidad.

Tres designaciones que han situado en el escenario de La Ribera la distancia entre la titular de Sanidad, Carmen Montón, y el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. El puesto de directora de Alta Inspección, que hasta ahora ocupaba González, pasa a manos de Isabel Castelló y la dirección general de Recursos Humanos y Económicos se ha dividido situando a Carmelina Pla en el área económica. Dos fieles de Blanquerías se sientan cerca de Montón restándole poder en el final de la gestión privada de un hospital público que en 1999 inauguró en España el modelo Alzira sustentado en una concesión administrativa.

Profesionales

1.423
Son los profesionales que pasarán al nuevo modelo con la consideración de fijos
254
Disfrutan de contrato temporal que finalizará el 31 de marzo
310
Trabajadores estatutarios, en su mayor parte en centros de salud

Prácticamente sobre la bocina, el Diari Oficial de la Generalitat publicaba el decreto que regulará la subrogación del personal del departamento de salud de la Ribera por parte de la Conselleria de Sanidad; es decir, la norma que detalla la fórmula por la que los actuales empleados del hospital y los centros de salud pasarán del ámbito privado a depender de la Administración autonómica. La publicación del decreto ha tenido lugar apenas cuatro días antes de la reversión de la gestión del departamento, que se materializará este domingo, aunque la norma data del pasado 23 de marzo.

Y si apenas hace pocas horas que ha visto la luz, el decreto ya se encuentra ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat, puesto que un día antes incluso de aparecer publicado, el Sindicato Independiente (SI) presentó un recurso a la sala de lo Contencioso-Administrativo del citado tribunal en el que, además, solicita la suspensión cautelar de la norma.

Entre el argumentario esgrimido por la formación sindical en la solicitud judicial destaca sobre todo su oposición al punto 1 del artículo 3, en el que se detallan los efectos de la subrogación del personal. En este apartado, la norma recoge que «el personal objeto de subrogación (...) mantendrá su relación laboral en la condición de personal laboral a extinguir, pasando a prestar sus servicios bajo la dependencia orgánica y funcional de la conselleria competente en materia de sanidad hasta la extinción del contrato de trabajo por cualquiera de las causas legalmente previstas». Ante esa redacción, el recurso presentado por el SI esgrime que contraviene tanto el Estatuto de los Trabajadores como la directiva europea que recoge los derechos de los trabajadores y hasta el artículo 1.256 del Código Civil («la validez y el cumplimiento de los contratos no pueden dejarse al arbitrio de uno de los contratantes»), ya que, en su opinión, las relaciones laborales mutarán de «personal fijo de plantilla» a «personal laboral a extinguir», lo que supondrá de facto, «la sustitución de un contrato indefinido por otro temporal, de interinidad o a término, eludiendo así la obligación de la conselleria de subrogarse a los mismos derechos y obligaciones laborales del anterior empleador, imponiendo una novación contractual contraria al principio de irrenunciabilidad de los derechos y vulnerando la prohibición de dejar el cumplimiento de lo pactado al arbitrio de una de las partes».

La adaptación de los sistemas informáticos también ha sido clave. En los primeros días de este mes se conoció un informe encargado por Ribera Salud a Rodio Consulting que apuntaba la posibilidad de dificultades en torno a los sistemas informáticos. A estas cuestiones, Sanidad respondió explicando que se había especificado a la empresa con las normas de reversión cómo tenían que proceder en este asunto al igual que en los demás.

Población atendida

35
municipios de la comarca de la Ribera están adscritos al departamento de salud del Hospital de Alzira. Además del centro sanitario, el área de asistencia incluye 43 ambulatorios entre los que se cuentan centros de salud, consultorios auxiliares y Puntos de Atención Continuada (PAC). La gestión del departamento se fundamenta en que la propiedad y el control son públicos, si bien la atención se realiza por concesión administrativa.

El mantenimiento de la cartera de servicios, que la concesionaria, siempre lo ha defendido como muy amplio e incluso superior al de otros hospitales comarcales es otra cuestión que ha jugado papel determinante. Sanidad siempre ha dicho que se mantendrán todos los servicios e incluso de su ampliación. Montón anunció que van a «crear nuevos servicios» y citó cirugía pediátrica porque a su juicio «en estos momentos no existe como tal; hay contratos mercantiles de dos profesionales por las tardes».

La atención primaria no ha quedado al margen de los puntos de atención. Durante el camino surgieron muestras de inquietud ante la posibilidad de escasez de personal, algo a lo que Sanidad respondió asegurando que se cubrirán las plazas. Y en cuanto a las inversiones, la previsión de la Administración apunta 5,7 millones este año y 2,1 en 2019 para infraestructuras y equipos.

Consuelo Chambó
1
Servicios

Comprometidos a mantener y ampliar

¿Qué sucederá con los servicios que presta el departamento? Es uno de los interrogantes que han acompañado el recorrido hacia la reversión. La concesionaria defiende que ahora suponen una cartera de 51 especialidades con servicios de grandes hospitales. La conselleria se ha comprometido a mantener los existentes e incluso aumentarlos. Carmen Montón ha incluido en la ampliación cirugía pediátrica.

2
Nombramientos

Designaciones que evidencian diferencias

Hace unos días se nombró a la nueva gerente de Alzira, Isabel González y se aprobaron cambios en la conselleria. Así, ha saltado al escenario de la reversión la reconocida distancia entre Carmen Montón y el presidente del Consell, Ximo Puig, que con los cambios ha situado en direcciones generales a dos fieles a Blanquerías.

3
Informática

Advertencia de posibles problemas

Un informe encargado por Ribera Salud a Rodio Consulting advirtió de que los sistemas informáticos plantearán problemas el día 1 y señaló falta de previsión en el mantenimiento. Es una cuestión sobre la que Sanidad siempre ha dicho que se dieron todas las indicaciones a la firma para la reversión, incluidas las de este ámbito.

Consuelo Chambó
4
Centros de salud

La incertidumbre en primaria

La atención primaria no queda al margen de la tensión en todo el proceso. Días atrás el entorno de la firma mostró el temor a la escasez de profesionales porque la incertidumbre ha obligado a algunos a dejar sus puestos. Sanidad no duda de que se cubrirán las plazas e incluso habrá refuerzos en los PAC.

5
Personal

Un decreto para regular la integración de los trabajadores

Cómo asumir al personal es una de las grandes cuestiones planteadas. Había que dar respuesta a distintos tipos de relación laboral. En este debate han surgido asuntos como los incentivos del personal de Ribera Salud u otras circunstancias previstas en el convenio.

La pasada semana el Consell aprobó el decreto que fija las condiciones en las que los trabajadores se integrarán en la nueva gestión. La norma llegó precedida de las puntualizaciones que a la misma realizó el Consell Jurídic Consultiu.

Además, se aprobó un acuerdo que garantiza el mantenimiento de las condiciones retributivas previas del personal tras la reversión. La conselleria se subrogará en todos los contratos vigentes a 1 de abril de 2018, en los mismos términos y condiciones. En estos casos la relación será la de personal laboral a extinguir. El decreto marca que los trabajadores mantendrán todos sus derechos de jurisdicción y negociación. Para los trabajadores estatutarios se regula el derecho de opción para los que se encuentran en excedencia. El acuerdo garantiza las retribuciones derivadas del convenio y los contratos individuales. Son cerca de dos millares los profesionales que asume la Administración y a los que se añadirán 303 este año. Las vacantes que se generen a partir de la finalización de los contratos el 31 de marzo se realizará según lo criterios de la bolsa de trabajo.

Pero hace pocas horas que el decreto ha visto la luz pública y ya se encuentra ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat, puesto que el martes, un día antes incluso de aparecer publicado, el Sindicato Independiente (SI)presentó un recurso a la sala de lo Contencioso-Administrativo del citado tribunal en el que pide la suspensión cautelar de la norma impulsada por Sanidad por convertir a los empleados fijos en trabajadores «a extinguir»

6
Inversiones

Promesa de mejoras en infraestructuras

La Administración asume la gestión con la promesa de inversiones en el departamento que ha cifrado en 7,8 millones, 5,7 este año y 2,1 en 2019. Mejorar infraestructuras y equipos es el objetivo que señala. Las cifras de inversión de la empresa apuntan 143 millones desde 1999 a 2017, y 15,07 millones en primaria entre 2003 y 2016.

Entrevista

Fotos

Vídeos