El soterramiento de las vías de Vicente Pichó

Reproducción del plano de Vicente Pichó. / lp
Reproducción del plano de Vicente Pichó. / lp

Se anticipó en cincuenta años al proyecto del Parque Central | El ingeniero jefe del Ayuntamiento de Valencia diseñó en 1934 un plan que incluía la desaparición de las vías que llegaban a la Estación del Norte

J. S.

Una de las grandes obras pendientes en Valencia es la ejecución del Parque Central y el soterramiento de las vías del tren a su entrada en la capital. Es un proyecto que acumula años de retraso y que todavía no tiene plazos concretos de finalización. El convenio que define y planifica las obras es de 2003, pero la idea ha estado continuamente presente en el debate público desde la década de los 80 del siglo pasado.

Ahora bien, Vicente Pichó, ingeniero jefe del Ayuntamiento de Valencia en los años treinta del siglo XX, presentó en 1934 un proyecto para la eliminación de los pasos a nivel que ya planteaba el soterramiento de las vías en la entrada de la ciudad.

La idea de Pichó fue innovadora para la época. Planteaba la prolongación de la avenida Nicolás Salmerón (actual Marqués de Sotelo) más allá de la avenida Giorgeta y la construcción allí de una nueva estación subterránea. Pichó consideró que esta ubicación permitiría la liberación de los 250.000 metros cuadrados que ocupaba la actual estación, la playa de vías y los anexos.

Además, la nueva estación de tren estaría conectada con el centro de la ciudad por una línea de ferrocarril, que también circularía bajo tierra.

El motivo de la reforma, según el entonces ingeniero jefe del Ayuntamiento de Valencia, estribaba en la necesidad de liberar los obstáculos a la urbanización y la eliminación del peligro para la circulación de vehículos y personas que suponían los numerosos pasos a nivel.

Pichó no consideró que el motivo económico pudiera impedir el proyecto. Así apuntó varias formas de financiación. Por un lado, el importe de la venta de los terrenos que ocupa la estación y vías que desaparecen ayudaría a sufragar las obras. Además, propuso fuentes de ingresos, como utilizar las plusvalías generadas por la urbanización de los terrenos.

El proyecto incluía la construcción de un túnel pasante atravesando la ciudad para enlazar las antiguas líneas Valencia-Catalayud (el ferrocarril a Teruel) y Valencia-Tarragona con la nueva estación. La infraestructura «cruzaría el río Turia cerca del puente de Aragón, siguiendo el trazado de la Gran Vía hasta la estación de viajeros».

Vicente Pichó bautizó la nueva estación como Central para distinguirla de las otras que existían en la ciudad. A ella también llegaría la línea de ferrocarril que conectaba Valencia con Madrid a través de otro túnel subterráneo.

El proyecto de Pichó es mucho más amplio, ya que pretendía dar una solución global y regularizar el tráfico ferroviario de la ciudad eliminando los 44 pasos a nivel que en aquel momento causaban numerosos accidentes.

Fotos

Vídeos