Las Provincias

La policía no logra probar si el maestro de Paterna insultó a toreros en internet

La policía no logra probar si el maestro de Paterna insultó a toreros en internet
  • El caso se estanca sin detenciones y tampoco se ha establecido si la cuenta de internet desde donde se vertieron los ataques fue 'hackeada'

«Me alegro mucho de su muerte. Lo único que lamento es que de la misma cornada no hayan muerto los hijos de puta que lo engendraron y toda su parentela». Son sólo algunas de las gravísimas frases que comenzaron a extenderse en julio en redes sociales atribuidas a la cuenta de Facebook de un maestro y vecino de Paterna, Vicent Belenguer. Los comentarios hacían referencia a la muerte del torero Víctor Barrio por una cogida en Teruel ocurrida el 9 de julio. Hoy, dos meses y medio después, el caso está cerrado a nivel policial y sin detenciones pues no se ha podido probar que este hombre fuera el autor.

Así lo confirmaron el jueves fuentes de la Jefatura Superior de Policía. Después de semanas de investigación en las que ha estado implicada la Comisaría de Paterna y la Brigada de Delitos Tecnológicos, no ha sido posible establecer si los comentarios partieron del hombre de 54 años, señalado en diferentes plataformas de internet y sobre el que cayeron dos denuncias. Tampoco los agentes han logrado aclarar si, como denunció Belenguer, su cuenta de Facebook fue 'hackeada' por alguien que publicó esos comentarios con intención de perjudicarle.

Los comentarios que se atribuyeron al vecino de Paterna no sólo iban contra el diestro Barrio. Otro 'pantallazo' con la foto del docente, una fecha y descalificaciones hacia la familia de «Papá Pacorrín» comenzó a circular en la red para despertar similar indignación y el convencimiento de que su supuesta cruzada antitaurina venía de lejos. «Flan Riviera, hay un panteón muy bonito que ya espera tu calavera (...) Sale más a cuenta que te mueras. 'Papa Pacorrín' te espera en su estantería», rezaba el insultante texto. Los indignados aficionados a la tauromaquia sacaron a la luz otro comentario de redes sociales bajo la supuesta rúbrica de Belenguer, esta vez de 2004 y contra el torero Padilla. «Mereces otras 40 cornadas», se opinaba en un texto que también insultaba a la madre del diestro.

Las durísimas palabras contra los toreros hicieron reaccionar a miles de personas en toda España. Convencidos de que detrás de los insultos estaba el vecino de Paterna, más de 235.000 ciudadanos pidieron que se le apartara de la docencia. A finales de julio, el impulsor de esta campaña en Change.org presentó un escrito con dicho propósito ante el Ministerio de Educación. Al mismo tiempo, hubo una denuncia de la Fundación del Toro de Lidia y otra de un abogado penalista de Castellón, Vicente Balaguer.

El letrado aprecia un delito de incitación al odio y decidió presentar una denuncia «no por ser taurino o antitaurino, sino por una cuestión de ética, moral y humanidad». Según confirmaron ayer fuentes de su despacho, pese al carpetazo policial por la ausencia de pruebas las diligencias siguen abiertas a nivel judicial «y no tenemos noticia de que el caso haya sido archivado por el juzgado que lo investiga».

Este diario trató el jueves de contactar con Belenguer, pero su teléfono móvil sigue apagado. Eso sí, en su estado de What's App figura el mismo mensaje que dejó hace 81 días, acompañado de la imagen de un perro: «Han pirateado mi Facebook y ya está denunciado». Este punto tampoco ha podido ser demostrado policialmente después de que el vecino de Paterna expusiera este argumento, en forma de denuncia, en la Comisaría de Paterna.

Belenguer es diplomado y trabajó como mensajero entre 1992 y 2007. El pasado curso ejerció en la Escuela Ramón y Cajal de Ulldecona y ha impartido clases en otros dos centros catalanes. En 1987 se presentó como candidato a Les Corts en las listas de Unificación Comunista de España (UCE).