lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 17 / 23 || Mañana 17 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Camps pide disculpas tras acusar a Luna de querer verle «boca abajo en una cuneta»

Politica

Camps pide disculpas tras acusar a Luna de querer verle «boca abajo en una cuneta»

El PP culpa al portavoz socialista de provocar y el PSPV lamenta que se utilicen términos «propios de la mafia»

En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La última sesión de control al jefe del Consell, Francisco Camps, del actual período de Les Corts fue una de las más tensas de los últimos años. El presidente de la Generalitat se despidió hasta febrero con una desconcertante confesión. Ante las afirmaciones del portavoz del PSPV, Ángel Luna, que calificó al presidente de «cadáver político», Camps explotó: «a usted le encantaría coger una camioneta, venir de madrugada a mi casa y por la mañana aparecer yo boca abajo en una cuneta». Unas horas después pidió disculpas.
Las reacciones se sucedieron. El portavoz popular, Rafael Blasco, afirmó que Luna provocó antes a Camps, y que no se puede poner al mismo nivel «al calumniador y al calumniado». En privado algunos diputados del PP reconocían lo poco acertado de la expresión. El portavoz adjunto del PSPV Ximo Puig lamentó la «fraseología propia de la mafia» utilizada por el presidente. El rifirrafe resonó hasta en el Congreso, donde el ministro José Blanco afirmó que Camps había «perdido el control del debate político» (su compañera Leire Pajín habló de «perder el juicio». La ejecutiva del PSOE tachó las palabras de Camps de «inaceptables e intolerables», y le exigió que recitificara o dimitiera.
Esta petición tuvo respuesta, y al final de la tarde Camps emitió un breve comunicado en el que pedía perdón por sus palabras, que enmarcó en el contexto de un «debate acalorado», a quien se haya podido ofender, y exigía al PSOE que también se disculpara por los «insultos e infamias» vertidos contra su persona.
La de ayer era la primera sesión de control después de que el PSPV presentara, el lunes, una querella contra Camps, varios responsables del PP y del Consell y cinco constructoras valencianas.
Luna la justificó en que hay «pruebas» de una presunta financiación ilegal del PP de la Comunitat. Auguró además que, tras la destitución de Ricardo Costa como secretario general y su expulsión, el PP «va a dejar caer» a Camps cuando se conozcan más datos del 'caso Gürtel' que se investiga en Madrid, cuando el Tribunal Superior de Justicia admita la querella, o cuando el Supremo revoque el archivo del 'caso de los trajes' (el PSPV lo da por sentado).
Camps advirtió a los socialistas de que serán responsables de aquellos contratos que las empresas citadas en la querella dejen de lograr mientras ésta esté viva. Y soltó lo de la cuneta. Los diputados populares aplaudieron ante los gestos de asombro de la oposición, pero el debate siguió. El presidente contestó a todas las repreguntas.
El portavoz socialista contestó que, si hace unos días hablaba de la «enajenación política» de Camps, ahora se tendría que replantear el adjetivo. Luna acusó al jefe del Consell de tener «mucho que ocultar» y le advirtió de que, si no «se lo sacamos» en Les Corts, será en los tribunales.
El presidente de la Generalitat defendió, ante Luna y ante la portavoz de Compromís, Mónica Oltra (que dijo que «a todo político le llega su Alcorcón»), que su Gobierno siempre actuó con transparencia y que, en la actualidad, no hay ningún dirigente autonómico imputado por corrupción.
En Tuenti
Camps, ayer en Les Corts. /EFE/MANUEL BRUQUE
lasprovincias.es