Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Vida y Ocio

23.09.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
101 imágenes de la África cotidiana
Una mirada plural a la África cotidiana, enfocada en sus gentes, sus artesanos, su forma de ver la vida y hospitalidad. Esa es la propuesta que, desde hoy y hasta el 29 de noviembre, se puede contemplar en el Museu Valencià d'Etnología. La propuesta se presenta en una doble exposición. La primera se titula 'África a diario' y está integrada por 80 imágenes realizadas por el profesor valenciano Manuel Bañó Hernández y por algunos objetos curiosos, como un sillón realizado con neumáticos, bicis africanas 'customizadas' con pegatinas y asientos supletorios o calzados decorados con la cara de Obama.
En una segunda muestra el zoom de la cámara fotográfica se acerca a la 'Guinea Equatorial en el siglo XXI' bajo la atenta mirada de Machyta Oko Giebels, artista de ascendencia holandesa y guineana, que crea obras de arte polifacéticas, como collages, fotos, instalación de luz, pinturas y esculturas modeladas en barrio sobre madera. Todo ello, acompañado de textos fruto de la investigación antropológica de Yolanda Aixelà.
Según el diputado de Cultura, Salvador Enguix, «se trata de acercar al público valenciano una óptica más rica de la complejidad de un continente que está a la vez muy cerca y muy lejos, por ser un gran desconocido».
Esta exposición consigue que las imágenes hablen «de la realidad cotidiana de África, más allá de las guerras que suelen copar los informativos. Muestran lo que se encuentra el viajero cuando va y tiene tiempo de observar y escuchar», añadió Joan Seguí, director del Museu d'Etnología.
En esa cotidianidad, «vemos iconos como el de la maternidad. La madre que acompaña a sus hijos al colegio y, en vez de cruzar una Gran Vía para que sus niños cojan el autobús, atraviesa la selva. También destaca el papel de los árboles y las sombras o artesanos que no trabajan para mantener la cultura y las tradiciones, sino para no morirse de hambre», detalló ayer Bañó.
En las fotos de Machyta se puede ver ancianas, vistas como fuente de sabiduría; incendios en poblados que arrasan cientos de casas o fotos de padres que emigraron a Europa en busca de un futuro que no encontraron.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS