Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

La Marina

10.09.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los alumnos del Port Xàbia dejarán sus aulas en unos meses para ir a barracones
SOLAR. Las pista de baloncesto que está detrás del Palau d'Esports, donde se instalarán las aulas prefabricadas. /L. R.
La Conselleria de Educación iniciará en breve las obras de remodelación del colegio público Port de Xàbia. Aunque se trata de unos trabajos previstos desde hace prácticamente un año, la empresa adjudicataria ha esperado a que se inicie el curso escolar para anunciar que está en disposición de empezar cuanto antes, por lo que el cuadro directivo del centro está analizando la manera de compaginar la presencia de albañiles y el obligatorio desalojo de la mayoría de dependencias con la normalidad lectiva.
Las obras obligarán a pasar en barracones la mayor parte del curso a tres cuartas partes del alumnado.
Según explicó ayer el director del colegio Port, Leopold Cervera, cuando el lunes fue informado de la inminencia de las obras, lo primero que hizo fue solicitar a la Conselleria de Educación que les facilitara todas las aulas prefabricadas que precisan para acomodar a los 167 alumnos de Primaria, salas de profesores y unidades de refuerzo, además de cuatro módulos de servicios y un comedor. Al respecto, también se ha notificado la situación al Ayuntamiento de Xàbia para que prepare las necesarias instalaciones de luz y agua en la pista de baloncesto trasera al Palau d'Esports, donde se ubicarán los más de 10 barracones.
Reunión
Cervera tiene previsto reunirse la próxima semana con responsables del Consell y de la empresa Ciegsa, empresa ejecutora de todas las obras dependientes de Educación, para aclarar los plazos y condiciones de la reforma a acometer.
La propuesta del director del centro del puerto pasaría por empezar con trabajos que no afecten la seguridad en el interior del centro, como la cimentación y cubrimiento del porche.
«Creemos que puede pasar un trimestre mientras están con ello, lo que daría tiempo a preparar toda la zona de aulas prefabricadas y en las vacaciones de Navidad organizar el traslado de materiales», indicó el docente.
Así pues, los niños volverían en año nuevo ya instalados en los barracones para acabar el curso.
La idea, no obstante, debe de ser analizada por los responsables autonómicos de Educación para comprobar si es factible y se garantiza la seguridad al alumnado y profesores.
Los trabajos que se van a cumplir sirven para solventar algunas deficiencias que esta escuela pública arrastra durante un cuarto de siglo, como la carencia de escaleras de emergencia en el citado centro.
También comportarán que el centro gane dos nuevas aulas con el cubrimiento del porche y la renovación de toda la instalación eléctrica y de calefacción de la zona de Primaria.
La reforma se completa con la renovación total de los cuartos de baño de la planta baja y primer piso así como las dependencias de la cocina y comedor. Al respecto, mientras duren los trabajos de lareforma, los escolares recibirán este servicio a través de una empresa de catering.
Ayer, primer día lectivo en el municipio de Xàbia, los padres de los 233 alumnos del colegio público Port fueron recibidos con la noticia.
Aunque desde la comunidad educativa afirman que están contentos porque al fin se haga realidad una remodelación tan necesaria para el centro y creen que vale la pena sacrificarse durante un año a cambio de tener un colegio mucho mejor y más seguro, lo cierto es que la Conselleria de Educacion ha demostrado tener muy poca planificación al no haber previsto la situación y sus posibilidades durante la pasada temporada estival.
Desde el centro explican la obra se adjudicó en octubre del pasado año pero no pudo empezarse por problemas para lograr la licencia de obra.
Inicio de curso
Por otra parte, ayer el curso se inició en Xàbia con total normalidad a pesar de los problemas para acceder en coche a algunos de los centros.
Los padres hicieron caso a los consejos de la Policía Local y estacionaron en el solar de la avenida de Palmela para después acompañar a pie a los pequeños.
Tampoco se registraron complicaciones en el María Inmaculada, con los alrededores también afectados por obras públicas.
Esta temporada académica los seis centros de Primaria cuentan con 1.988 estudiantes, unas decenas más que el pasado curso, según datos de la Concejalía de Educación.
La responsable de este departamento, la edil popular, Filo Giner, apuntó que los centros escolares con mayor número de escolares son el Graüll, con 439 alumnos y el Vicente Tena, con 433. Le siguen el Arenal, con 343.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS