Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sucesos

Sucesos

El hijo del empresario Joaquín Arias achaca el accidente «a una fatalidad»
29.08.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Un juez imputa al presidente del Grupo Subús por un atropello mortal
POLICÍA. Una grúa remolca el coche tras el accidente. / M.C. S.
Un juez ha citado a declarar como imputado por un delito de homicidio por imprudencia al conocido empresario Joaquín Arias, presidente del Grupo Subús, quien atropelló mortalmente a una anciana el pasado 10 de enero, según ha podido saber este diario por fuentes próximas a la investigación.
Arias, de 80 años, adjudicatario de la concesión del servicio de transporte público urbano de Alicante y su área metropolitana y cuya empresa familiar es referencia en ése y otros sectores, comparecerá ante el magistrado la próxima semana.
El atestado del accidente elaborado por la Policía Local de Alicante refleja que arrolló con su coche a la víctima cuando cruzaba la avenida Catedrático Soler, supuestamente por un paso de cebra. Eran cerca de las seis y media de la tarde. Según declararon entonces varios de sus vecinos, Lucía volvía de comprar del Mercadona ubicado en esa calle y se dirigía a visitar a una hermana discapacitada que reside en la zona.
El impacto con el vehículo fue tremendo. El cuerpo de la anciana, de 80 años, fue desplazado varias decenas de metros. Al lugar del accidente se desplazó una unidad del Samu, pero los médicos no pudieron hacer nada por salvarle la vida.
Según las fuentes consultadas, el atestado policial recoge que Joaquín Arias dio negativo en la prueba de alcoholemia y de consumo de estupefacientes a la que fue sometido por agentes municipales esa misma tarde en las dependencias de la Jefatura de la Policía Local, en el bario de Babel.
Tras el suceso, el juez abrió diligencias previas por una supuesta imprudencia con resultado de muerte y ha decidido llamar a declarar al empresario.
Esa imputación no supone ningún juicio previo sobre la responsabilidad del conductor en el siniestro, sino únicamente que el magistrado aprecia algunos indicios de delito en lo ocurrido y garantiza los derechos fundamentales de Arias citándolo en el juzgado junto con su abogado.
La familia de la fallecida ejerce la acusación particular en el proceso, por lo que su letrado, Miguel Ángel Garijo, también se personará en la comparecencia fijada para la próxima semana. Este abogado recordó ayer que la ley protege a los peatones, sobre todo en cruces con semáforos y pasos de cebra, pero no quiso entrar a valorar el fondo del asunto.
Por su parte, Antonio Arias, hijo del empresario y apoderado general del Grupo Subús, atribuye el accidente a «una fatalidad y a los años» tanto del conductor como de la víctima.
Explicó a este diario que él mismo pidió en su día «mil disculpas» a la hija de la difunta y se puso «a la entera disposición de la familia». «Mi padre quedó muy tocado de aquello», añadió ayer tarde.
En su opinión, Joaquín Arias no cometió «ninguna negligencia» pero es «normal» que se iniciara un procedimiento judicial al mediar un fallecimiento. Por último, consideró que el accidente «no daña para nada la reputación» de su progenitor.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS