Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Política

20.08.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los conflictos internos en las agrupaciones municipales del PP van en aumento en la provincia de Alicante. A los casos de Ibi, Benidorm y Villena hay que sumar ahora el de Castalla, localidad en la que varios militantes populares han presentado una querella contra el alcalde, José Luis Prats, por presunto cohecho y apropiación indebida de fondos. Prats, por su parte, argumenta que la demanda judicial ha sido maquinada por su antecesor en el cargo, el también popular Juan Rico.
Con respecto al contenido de la querella, que acusa a Prats de cohecho y apropiación indebida de fondos, el primer edil afirmó que «no hay constancia de que sea verdad» y reivindicó la transparencia de su gestión, que siempre sitúa «acorde a ley».
En este sentido, afirmó que durante el mandato de Rico se cometieron «barbaridades», como la construcción de la macro urbanización Castalla Internacional, que centra parte de la demanda. Así, explicó que su intención es ahora legalizar dichas obras ilegales. Además, incidió en que todas las licencias son otorgadas previo informe técnico y jurídico.
La segunda parte de la denuncia se refiere a un presunto delito de apropiación indebida de fondos pertenecientes al PP y que procederían de las aproximadamente 250 afiliaciones al partido conseguidas por Prats y uno de sus ediles. La cuota es de 10 euros al año, aunque las nuevas altas en las filas populares aún no han recibido el visto bueno de la ejecutiva provincial, «por lo que el dinero aún no ha sido puesto a disposición del partido», confirmó el alcalde de Castalla.
El primer edil mostró ayer su sorpresa por las formas con las que ha sido demandado ante los juzgados, sin previo aviso por parte de sus compañeros de partido en la localidad. Por ello, cree que los impulsores de la denuncia se mueven por «la codicia y avaricia de gente que interpone denuncias buscando su interés personal». El alcalde de Castalla criticó que haya gente en el PP municipal que «se empeñan en que haya dos vertientes» dentro del partido, en alusión a los afines a su antecesor en el cargo, Juan Rico -propietario de una constructora en Castalla-.
Prats arremetió también contra el hasta ahora concejal de Iluminación, Parques y Jardines del Ayuntamiento de Castalla, Tomás Rico, que presentó su dimisión sin siquiera dirigirse a la Alcaldía, por lo que Prats consideró que «algo tendrá que ocultar», más aún cuando Juan Rico le ha exculpado por su dimisión. El alcalde atisba que entre ambos políticos populares de la localidad hay connivencia y que algo han tenido que ver en la querella contra él.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS