Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

Castellón

El 73% de los despidos son temporales, la mayor parte en el azulejo, porlo que los sindicatos confían en su retorno laboral a finales de este año

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Si el cierre de 2008 ya supuso para Castellón batir un récord sin precedentes en el número de trabajadores despedidos por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), el arranque del año deja claro que la provincia todavía no ha tocado techo. En tan sólo cuatro meses el número de afectados por un ERE ya ha superado con creces la cifra de todo el pasado año, en el que 6.951 personas perdieron su empleo por medio de este procedimiento.
La estadística laboral del Ministerio de Trabajo refleja que en el primer cuatrimestre del año, 7.246 trabajadores de Castellón han sido despedidos por un ERE ya autorizado. De ellos, 1.971 están afectados por un expediente de extinción de contrato, es decir, sin expectativas de retornar una vez que la empresa regrese a los niveles registrados antes de comenzar la crisis.
«Los datos evidentemente son negativos porque ya se han superado los números de todo 2008, lo único positivo es el importante número de suspensiones», explicó ayer el secretario general de La Plana Alta-Maestrat-Els Ports de UGT en Castellón, Tino Calero. De hecho, cerca del 73% de los nuevos afectados por un ERE (5.275 trabajadores) han sido objeto de una suspensión de contrato, un modelo que han seguido muchas empresas azulejeras de la provincia, sobre todo desde que comenzaron las negociaciones en el marco del Pacto por el Empleo. Muchas de las industrias cerámicas que se han visto obligadas a reducir su producción e, incluso, a parar hornos, han optado por la opción del despido 'temporal' con el objetivo de volver a reincorporar a los trabajadores cuando se reanude la actividad.
«La previsión es que alguno de estos expedientes de suspensión acabe finalmente en una extinción del empleo, pero lo deseable sería que la mayor parte se pudieran incorporar», manifestó Calero.
En este sentido, apuntó que habrá que esperar hasta después del verano para saber qué ocurre con estos ERE de suspensión. «En septiembre u octubre tendremos datos más objetivos para ver si estos trabajadores están retornando o no a sus puestos de trabajo», dijo.
De momento, si algo arroja algo de esperanza es que las cifras del parados va decreciendo mes a mes, aunque Castellón todavía sigue liderando el aumento del paro.
En cuanto a los afectados por un ERE, en el primer cuatrimestre se han multiplicado por 14 los despidos aprobados en el mismo periodo del pasado año al pasar de 565 en 2008 a los cerca de 7.300 de este año. Antes de que Castellón sufriera esta sangría de puestos de trabajo, los afectados por expedientes de regulación no habían llegado nunca a los 2.000 anuales.
Por otro lado, el Boletín Oficial del Estado publicó ayer que el juzgado de lo Mercantil de Castellón tramita los concursos de AG Beni 2002 S.L., constructora de Benicarló; Consgrelu S.A., constructora de Almassora; y de las empresas de Vila-real Promociones Brial S.L., Insca Sistemas Técnicos de Pavimento S.L. e Insca Internacional S.L.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS