Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

C. Valenciana

Comunidad Valenciana

El dispositivo fue colocado la semana pasada y con un programa permitirá controlar también la velocidad

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Un helicóptero con radar multará a los vehículos infractores desde un kilómetro de distancia
Los últimos avances del momento para captar a infractores en la carretera. Uno de los helicópteros de Tráfico en Valencia dispone desde la semana pasada de una nueva cámara que es capaz de captar las matrículas con nitidez desde un kilómetro de distancia. «Es tecnología militar», comentan desde Independientes de la Guardia Civil (IGC).
La DGT cuenta con dos aparatos para la vigilancia de la circulación. Uno de ellos se dedica al control y regulación. Este se encarga de sobrevolar las principales vías interurbanas de la Comunitat y de pasar los datos de posibles atascos, así como la distancia de la retención.
El otro, en cambio, se centra principalmente en detectar las infracciones desde las alturas. Ahora, con el nuevo sistema, aumentará la eficacia en esta tarea. Durante los últimos días, nueve agentes de la Guardia Civil, destinados en diferentes unidades, han estado realizando unos cursos en el aeropuerto de Manises para aprender a manejar el nuevo dispositivo.
Valencia es una de las últimas provincias en contar con esta tecnología, que ya se ha instalado en otras aeronaves de Interior.
«Ahora el enfoque, el zoom... Todo es automático. Dispone, además, de un teleobjetivo y un gran angular», añaden quienes conocen el dispositivo de primera mano. La tecnología permite «captar la matrícula del conductor desde 1 kilómetro». Hasta la fecha, la distancia tope se situaba entre los 300 y los 400 metros, según las circunstancias. Y normalmente el helicóptero vuela a una altura de 500 pies.
Este modelo de cámara permitirá en un futuro -ya se están realizando pruebas- medir la velocidad de los conductores. Para ello sólo es necesario instalar un «software» en el sistema. Con este programa, un láser fija un objetivo (un vehículo), toma sus coordenadas y mide la velocidad a la que circula.
Este dispositivo -más propio de la ciencia ficción hace unos años- se encuentra ahora mismo en pruebas en Madrid. Todos los aparatos de este tipo deben pasar una homologación por parte del Centro de Meteorología, tal y como ocurre con los radares tanto fijos como móviles.
Algunos problemas
El sistema funciona de manera eficiente. Por el momento, sólo se han detectado pequeños problemas «cuando el vehículo que se debe controlar transita por tramos en pendiente», aseguran desde IGC. Esta tecnología se empleará por primera vez en España y, al parecer, está desarrollada por una empresa canadiense.
El aparato tiene instalada esta cámara en uno de los laterales. La tripulación consta del piloto y de varios guardias civiles, ya que son los agentes quienes se encargan del manejo de la cámara. Y en el futuro lo harán también del radar.
El helicóptero de Tráfico sale prácticamente todos los días. El número de sanciones que se detectan desde el aire tampoco es muy significativo en comparación con el total. Depende también de si existe en esos momentos alguna campaña especial. Por ejemplo, desde las alturas resulta más sencillo captar a un conductor que se salta una línea continua o que realiza una maniobra incorrecta que a uno que conduce mientras habla por el móvil. Aunque esta infracción también se puede detectar desde el aire, advierten desde IGC.
Desde que Pere Navarro llegara a la Dirección General de Tráfico (DGT) se ha apostado por utilizar la tecnología y nuevos sistemas para tratar de mejorar la seguridad vial, aparte de la Reforma del Código Penal y el carné por puntos. De hecho, ya existen varios países europeos interesados en aplicar esta tecnología los próximos años, según las fuentes.
Tráfico ha impulsado en los tres últimos ejercicios el incremento de los radares fijos para reducir la velocidad en las carreteras. Sólo en la Comunitat se cazaron a 100.000 conductores durante el pasado año. Pero, además, también se anunciaron los controles de velocidad por tramos, medida que ya se prueba en otros puntos de España. Los expertos consideran que este tipo de sanción es más «justa», ya que mide la velocidad en un tramo y no en un punto concreto.
Las novedades también han llegado a los controles de drogas a los conductores. La Guardia Civil de la provincia de Valencia, tal y como informó LAS PROVINCIAS, implantó desde el pasado mes de mayo este tipo de vigilancia.
Esta consiste en un test salivar, que es capaz de detectar hasta siete sustancias incompatibles con la conducción. Posteriormente, si la muestra se envía a un laboratorio la cantidad de drogas que se pueden analizar asciende a 23 sustancias.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS