Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Viernes, 18 abril 2014

C. Valenciana

Tema del día

La primera entrega de comida del Banco de Alimentos se retrasa y colapsa el servicio

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La crisis, igual que las desgracias, se ceban siempre con los más desfavorecidos. Ellos son los primeros en pasar hambre y los primeros a los que les son embargadas la casa o el coche. Por suerte, siempre hay gente dispuesta a ayudar de forma altruista para aliviar en la medida de los posible el sufrimiento de los más desvalidos. El Ejército de Salvación es una de esas organizaciones. Está instalada en prácticamente todo el mundo y, solamente en Alicante, unas 400 familias dependen de la comida que les suministran para poder sobrevivir.
Se trata de una mezcla entre iglesia de orígenes protestantes y ONG de acción social. Su masa operativa está compuesta totalmente por voluntarios que no solamente no cobran por sus servicios, sino que, por sus convicciones, depositan dinero para sustentar la labor social que desarrollan. Concretamente, en la capital de la Costa Blanca, unos 35 voluntarios son los que mantienen operativa la labor del ejército. A nivel internacional es una de las principales, aunque, según su responsable en Alicante, Cristóbal Álvarez, "en España estamos poco reconocidos".
El Ejército de Salvación recibe los alimentos que reparte "a familias en situación crítica" desde el Banco de Alimentos de la Unión Europea, cuatro al año -trimestralmente-. En ocasiones, tal y como reconoce Álvarez, "nos llegan envíos de 14 toneladas de comida". No obstante, esta vez el suministro lleva retraso, empeorando si cabe la situación de cientos de familias -muchas con niños pequeños- que dependen directamente de los alimentos de esta ONG para comer a diario.
Cristóbal Álvarez reconoce un cambio de tendencia desde hace unos 10 meses. Antes de este período, "atendíamos sólo a inmigrantes", pero en la actualidad se presentan cada vez más familias españolas. Los testimonios que ha visto el responsable del ejército en Alicante ponen los pelos de punta, puesto que "muchos acaban llorando y te dicen que nunca habían pensado que podían estar en esta situación".
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS