Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Valencia

Valencia

El Parque Fluvial salvará la V-30 gracias a un puente y un túnel para llegar a Valencia
12.04.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El oeste del área metropolitana y Valencia estarán en julio totalmente vertebradas a través del elemento que más los une: el Turia. Para entonces habrán acabado las obras del Parque Fluvial entre Vilamarxant y Quart, y el río recobrará la unidad que perdió hace casi medio siglo cuando en 1962 el entonces jefe de Estado, Francisco Franco, inauguró el Plan Sur, que lleva el río al mar sin tocar la ciudad. Ahora será posible llegar desde prácticamente la Serranía a la antigua desembocadura, pasando por el Parque de Cabecera y la Ciutat de les Arts a través de un sendero que discurre entre arbolado en paralelo al cauce.

La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) ha iniciado unas obras en el Azud de Repartiment, justo donde el río discurre a través del Plan Sur para secar el cauce viejo que provocó la riada de 1957. Un puente de madera y un paso subterráneo permitirán a ciclistas, caballistas o viandantes salvar la V-30 sin el riesgo de ser atropellados.

La solución definitiva se ha hecho de esperar. Los técnicos de la CHJ han tenido que resolver un puzzle de infraestructuras como son el cauce nuevo, la V-30 y carreteras secundarias, que no podía tocar un sendero que van a utilizar miles de vecinos acompañados por niños pequeños y mascotas.

Finalmente han dado con ella. El parque fluvial arranca en Vilamarxant y discurre en paralelo al río durante 24 kilómetros hasta Quart de Poblet. En este trazado hay 18 puentes de madera por los que los usuarios podrán cruzar el río.

La última estructura ya no servirá para vadear el cauce. La CHJ ya ha iniciado las obras de un puente que permitirá salvar una carretera secundaria que discurre en paralelo a los primeros metros del Plan Sur y que lleva al Hospital Militar. Los operarios, antes de Semana Santa, habían empezado a colocar el forjado sobre el que se asentará este paso de madera.

Un sendero llevará a los usuarios hasta un paso inferior que sirve para conducir el agua de la lluvia. Muchos ciclistas ya emplean este túnel, que pasa por debajo de la V-30 para acceder al parque fluvial, que cada vez tiene más usuarios a pesar de que aún está en obras.

En este paso inferior, la Confederación del Júcar construirá una plataforma de hormigón de un metro de altura y algo más de anchura por el que podrán circular las bicicletas, especialmente cuando llueva. Hay que tener en cuenta que este túnel es un colector de pluviales y, por lo tanto, es inundable.

A partir de ahí, el ciclista o viandante debe subir una intensa pendiente en uno de los pocos espacios conflictivos que tiene el trazado. Se trata de una carretera secundaria sin apenas tráfico que da el acceso al campo de tiro de Quart. Escasos metros después arranca un camino de zahorra en paralelo al cauce viejo, seco desde que se desarrollase el Plan Sur, hasta el Parque de Cabecera de Valencia. El trazado no entra en término de Mislata.

Este municipio de L'Horta mantiene un tenso conflicto con el Gobierno, al que reclama la titularidad del viejo cauce desde la inauguración del nuevo. Mislata se considera discriminado, especialmente porque a Valencia sí se le concedió lo mismo que reivindica el municipio.

El viejo cauce es en la actualidad una de las joyas de la corona de la gran urbe. Los inicios del conocido como el Jardín del Turia no fueron fáciles. En principio, las autoridades pretendían que el antiguo lecho del río albergase una carretera. Los vecinos de Valencia se opusieron frontalmente al proyecto en la década de los 70. Finalmente la voz del pueblo fue escuchada.

En las últimas tres décadas, el viejo cauce ha visto nacer ocho kilómetros de jardín en el que se asientan el Parque de Cabecera, en el linde con Mislata y Quart, y la Ciutat de les Art, casi en la desembocadura.

La nueva reivindicación vecinal es que este enorme sendero de 32 kilómetros sea más largo. La CHJ actuará en Pedralba y Bugarra para convertir el río visitable también en los Serranos. La Coordinadora de los Bosques reclama un enlace del Parque Fluvial con este enclave.

2

1
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS