Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Vida y Ocio

Vida y Ocio

Rafael Vidal, del Restaurante Levante de Benisanó, enseña a cocinar paellas
06.04.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Cursos con un maestro
La familia Vidal, junto al televisivo José Andrés, en una visita que realizaron a Washington (Estados Unidos) el otoño pasado.
Medio mundo ha comido las paellas de la familia Vidal. Alemania, Italia, Portugal, México y últimamente, de la mano de José Andrés, Estados Unidos, son algunos de los países donde han demostrado su profesionalidad a la hora de elaborar sus paellas valencianas. Entre los clientes se encuentran Sus Majestades los Reyes de España, que encabezan una lista interminable de personalidades que han pasado por sus comedores, alternándose con la multitud de comensales que a diario visitan su casa a la búsqueda de disfrutar de un buen arroz. 40 años lleva la familia Vidal en este menester y esa profesionalidad que demuestra todos los días, ahora la quieren transmitir. Por ello, Rafael Vidal ha creado un curso teórico-práctico para todo aquel que esté interesado en realizar buenas paellas.

El primer curso se realizará el próximo 18 de abril y comenzará a las 11 horas. En primer lugar, se crearán los grupos de trabajo, que serán formados por cinco o seis personas. Si el grupo es formado por amigos, se respetará. Una vez conformados se repartirá los utensilios de trabajo a cada alumno: delantal, gorro de cocina, cuchara de madera, ingredientes y utillaje necesario para la elaboración de la paella, dossier sobre el plato y la descripción.

Repartido todo y formados los equipos, comenzarán las labores de preparación: cortado de la verdura, desgrane del garrofón -que cultiva la propia familia Vidal- y ralladura del tomate. Una vez cumplimentados los primeros pasos y bajo la atenta mirada de los profesores, que irán disipando las dudas propias de las tareas que surjan durante los trabajos, se iniciará la fritura de las carnes con paciencia y minuciosidad; después, las verduras, bajo las mismas premisas.

Una vez finalizadas las paellas, todo el mundo se reunirá en el comedor del restaurante donde disfrutarán de una comida en confraternización y en la que cada uno degustará la paella que su propio grupo ha cocinado. No habrán, ni vencedores ni vencidos. No es un concurso, sino una manera de confraternizar y de aprender, por lo que todo el mundo recibirá un diploma acreditativo del curso recibido. Ese será el mayor aliciente de la jornadas, disfrutar de un día acompañado de amigos, realizando una práctica divertida, amena y didáctica.

Una vez entregados los diplomas, se realizará una visita al Castillo de Benisanó, donde el rey francés Francisco I estuvo detenido después de la derrota de las tropas francesas en la Batalla de Pavía. Toda una jornada.

gastronomia@lasprovincias.es
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS