Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sucesos

Sucesos

El informe del forense confirma que la mujer fue asfixiada en la cama de matrimonio
08.03.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Un delirio se apoderó de su mente y asfixió a su mujer. Esta es una de las hipótesis que baraja la Guardia Civil para explicar el móvil del crimen de Beneixida. El presunto homicida, Ronald, de 56 años de edad, no para de nombrar a Paquita en el Hospital General, donde se encuentra ingresado en estado grave.

El severo traumatismo craneal que sufrió al lanzarse al vacío desde una terraza de su casa parece que ha aumentado su excitación mental, según un primer diagnóstico del neurocirujano que lo asistió. El nombre de Paquita ha salido de sus labios varias veces, como si desconociera la realidad: la muerte de su esposa.

El primer informe del forense confirmó que la mujer fue asfixiada con una almohadón, un cojín o una prenda esponjosa que apenas dejó marcas en el rostro de la víctima. El testimonio de Ronald, cuando se recupere de la grave lesión que padeció en la cabeza, parece clave para esclarecer el crimen.

Nadie del entorno de la familia se explica cómo la historia de amor entre Paquita y Ronald ha podido tener un final tan dramático: "Eran un matrimonio de lo más normal. Discutirían como lo hace cualquier pareja, pero estaban unidos", afirmó a LAS PROVINCIAS Vicenta, hermana de la fallecida.

Durante la mañana de ayer, la familia desconocía que a Paquita se le hubiese realizado la autopsia. "Nos han dicho que será este lunes, pero hasta que no lo diga el juez, no sabremos cuándo la entierran", matizó.

Ella, como ninguno de los cerca de 600 habitantes de Beneixida, se esperaba recibir la noticia de este trágico suceso. Ayer, el sentimiento trágico aún se podía percibir en las calles. "Al vivir en el pueblo de al lado, nos veíamos bastante a menudo y nunca me dijo que él la tratara mal, nunca", recalcó su hermana, quien vive en la localidad vecina de Alcàntera de Xúquer.

De hecho, la pareja no tenía antecedentes policiales o judiciales por malos tratos; y ella tampoco denunció nunca a su marido. Eso explica que el suceso se recibiera con tanta sorpresa entre sus vecinos y familiares. Según aseguró la esposa de Jaime, uno de los cuatro hermanos de Paquita, "eran un matrimonio unido. Paseaban, iban a misa... Precisamente hace dos meses volvieron de un viaje a Palma de Mallorca", concretó.

Ese fue el último viaje que hicieron juntos, aunque seguramente Paquita no se imaginaba que el hombre con el que decidió pasar el resto de sus días iba a poner punto final a su vida.

Su historia de amor comenzó cuando Paquita emigró a Alemania para trabajar. Fue allí donde conoció a Ronald, al que consideró el amor de su vida. De hecho, y según contaron los vecinos, se casaron en Alemania y luego en Beneixida. "Iban y venían hasta que hace cinco años se vinieron a vivir aquí para disfrutar de su jubilación", explicó una amiga de la mujer asesinada.

No obstante, los sueños de Paquita quedaron truncados en la mañana del viernes cuando su marido la asfixió, presuntamente, y luego intentó suicidarse, lanzándose al vacío desde la terraza de su vivienda. El hermano gemelo de la víctima fue quien encontró el cuerpo sin vida de Paquita.

Nadie daba crédito a lo que había sucedido. Jaime, hermano de Paquita, insistía en que eran una pareja muy enamorada. "Todos les teníamos envidia. De hecho, desde que se conocieron en Alemania, él siempre la ha tratado como si fuera una reina. No puede ser que él la haya matado", explicó incrédulo.

Durante la mañana de ayer, Jaime seguía repitiendo que no sabía nada. "Sólo lo que dicen por la tele. Cuando ayer llegué a casa de mi hermana, me dijeron que él se había caído un porrazo, pero no me dejaron ni entrar. Lo único que sé es que se la llevaron, pero hasta que no le hagan la autopsia no sabremos nada", afirmó.


Hipótesis de los vecinos
Una de las hipótesis más barajadas por los vecinos en torno a lo sucedido es que tal vez "Paquita falleció y su marido, al comprobar lo ocurrido, se alteró y se cayó por las escaleras del patio interior al intentar avisar a alguien".

Por el momento, la Guardia Civil espera a que mejore el estado de salud del presunto homicida para interrogarlo. Hasta entonces, las dudas en torno a este misterioso crimen seguirán entre todos los vecinos de Beneixida.

sucesos@lasprovincias.es
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS