Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

La Ribera

La Ribera

La Casa del Empeño alberga la rica historia pasada y presente de la ciudad
20.12.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
"Hemos cumplido. Nos comprometimos en conseguir que Alzira tuviera el Museu Municipal que necesitábamos por nuestra historia y tradición. Y aquí está, preparado para abrir sus puertas que serán una puerta de entrada también para conocer más y mejor nuestra memoria colectiva".

Con estas palabras de la alcaldesa de Alzira, Elena Bastidas, se inauguró ayer tras varios años de obras y esfuerzos el nuevo Museu Municipal de Alzira (MUMA) en la antigua Casa del Empeño, un museo acorde con la historia y futuro de la ciudad.

La alcaldesa, bajo la atenta mirada del presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, otras autoridades, concejal de Patrimonio, Carlos Correal, ediles, y un satisfecho director de museo, Agustín Ferrer, señaló que el resultado y la inversión económica próxima a los tres millones de euros ha sido posible gracias al esfuerzo de muchas personas e instituciones y especialmente "a nuestro amigo Alfonso Rus porque ha demostrado una gran sensibilidad con nuestro pueblo".

Durante los parlamentos, al inicio del acto, la primera autoridad municipal entregó al presidente de la Diputación una escultura en bronce, réplica del Ángel Custodio que corona los Casalicios, para agradecer a Rus su implicación con el patrimonio y la cultura en Alzira.

El nuevo Museu Municipal de Alzira (MUMA) inicia una nueva etapa de su existencia. Sus raíces se remontan a finales de la década de los setenta, se inauguró el 20 de noviembre de 1979 en la planta baja de las Escuelas Pías.

Con la rehabilitación del edificio se cerraron sus puertas hasta la reapertura, ya como Casa de la Cultura, el 19 de mayo de 1989, instalándose en la primera planta. Sus fondos han ido incrementándose hasta hacerse necesaria la mejora de las instalaciones, actualizar sus contenidos y facilitar el acceso al usuario.

Este espacio renace con una doble vertiente: como continente es una muestra de la arquitectura tradicional, complemento a la visita del popular barrio de la Vila. Como contenido, conserva y muestra, en las salas permanentes y temporales, las diferentes etapas evolutivas del pueblo y el paisaje de Alzira y de la comarca de la Ribera del Xúquer, desde las huellas del pasado a las nuevas tendencias hacia el futuro.

El nuevo museo está situado en el corazón de la Vila, barrio declarado Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de conjunto histórico. El inmueble, de estilo gótico-renacentista, declarado Bien de Relevancia Local (BRL), es conocido como Casa del Empeño y como Casa del Carbón.

La ubicación del Museo en la Vila contribuirá a potenciar el conjunto histórico de la ciudad. De esta manera, se complementarán y se entenderán como una misma extensión cultural.

El MUMA, vehículo transmisor de la herencia histórica del pueblo, debe ser fiel reflejo de sus aspectos más singulares y representativos, tanto culturales como sociales, económicos, espirituales, festivos o artísticos.

El antiguo edificio rehabilitado será el que actúe como un enlace entre el urbanismo medieval de la Vila y la muestra del Museo, pues en sí mismo es un exponente de la arquitectura local.

La anexión al noble caserón de un edificio de nueva planta conforma el ámbito museístico. La unión de los dos cuerpos, el antiguo y el moderno, se vertebra a través del patio central como eje principal de comunicación y dinamización de las actividades culturales.


Distribución
Un recibidor, la conserjería y un directorio ayudan a planificar la visita. Un ventanal arqueológico permite visualizar el primitivo pavimento, así como testimonios de los muros originales.

La sala de audiovisuales expone, según los periodos, vídeos temáticos de Alzira. Una maqueta muestra la isla del Xúquer, la Vila. Una sugerente representación con el río envolviendo a la población, rememorando la Alzira que se encuentra, las raíces de la actual ciudad.

La visita continúa por la Sala del Muro Islámico. Cruzando la pasarela se encuentra, de manera de excavación simulada, el método arqueológico recuperando la historia del subsuelo. Preside la Sala el muro del siglo XII-XIII de interesante decoración, descubierto en excavaciones arqueológicas. Un audiovisual completa la exposición.

El distribuidor central, situado junto a la escalera y el ascensor principal, da paso al recorrido por el MUMA, tanto por las salas permanentes como por las temporales monográficas, para conocer la historia, la cultura, la sociedad, las fiestas, las tradiciones… Se trata de un museo representativo de Alzira, de su entorno y de sus habitantes. Un monitor facilita información actualizada periódicamente del MUMA, de Alzira y otros datos de interés local para el usuario.


Sala de Enrique Núñez
En la primera planta, la Sala Sucro, con fondos de las colecciones museísticas, desde la Prehistoria hasta el siglo XV.

Materiales arqueológicos del municipio y la comarca de la Ribera Alta, como una muestra del asentamiento humano en las tierras del Xúquer, acompañados de otras manifestaciones histórico-artísticas. Si se sigue por la Sala l'Apostolat y la Sala Enrique Núñez donde continúa el recorrido cronológico y cultural hasta los siglos XVIII Y XIX. En esta misma planta se encuentra el salón de actos, con un sistema audiovisual, para la celebración de actos múltiples.

En la segunda planta se ubican las salas Teodoro Andreu, La Cambra y Nuevas Tendencias, además de la oficina para la gestión y la atención de usuarios.

También existe una biblioteca especializada y el archivo documental y fotográfico donde el personal investigador puede consultar los fondos para la elaboración de trabajos.

La ampliación del MUMA llega hasta la casa de Alós, antigua Casa de Flor, en la calle Santa Lucía 4, cerca de la sede principal. Este inmueble, por sus peculiaridades arquitectónicas y características espaciales, se destinará a los fondos etnológicos.

laribera@lasprovincias.es
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS