Dolor en el entierro del niño de Ador.

JUANTXO RIBES
Dolor en el entierro del niño de Ador.

Vecinos y familiares de Marc, el niño que falleció en un incendio en su vivienda el pasado miércoles en Ador, arroparon a la madre y al abuelo del pequeño, los más afectados durante el entierro celebrador ayer en la localidad de la Safor. Las muestras de dolor por parte de los familiares de la víctima afloraban continuamente. El cuerpo del menor fue trasladado desde el Instituto de Medicina Legal hasta la parroquia donde se ofició el funeral. Asistieron al entierro numerosos vecinos que conocían al menor y a su familia y quisieron darles el pésame. Los restos del pequeño Marc descansan desde la tarde de ayer en el cementerio del municipio que le vio nacer hace seis años.

Fotos

Vídeos