Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sucesos

Sucesos

Los delincuentes logran 11 millones de euros tras ofrecer a las víctimas falsas gangas inmobiliarias

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El gancho era hacer dinero fácil a través de gangas inmobiliarias en Chile. Más de un centenar de inversores particulares y 20 empresas de Valencia se han visto afectados por una estafa millonaria que tiene su origen en este país, según fuentes del Ministerio Público del país suramericano. De acuerdo con los datos recabados por los investigadores, se trata de un timo con inversiones en propiedades ficticias que asciende a casi 11 millones de euros.

La operación ha sido desarrollada por la Policía de Investigaciones de la ciudad de Rancagua, que el martes detuvo a cuatro personas por su presunta implicación en la trama de estafa. Se trata de Claudio Rojas Alarcón, Luis del Río Rodríguez, Michel Rivera Salas y Jorge Rendic Toro.

Estos arrestos son el resultado de una investigación que se inició hace aproximadamente un año, después de que varios bancos chilenos comunicaran a la Unidad de Analisis Financiero del Ministerio de Hacienda una serie de operaciones sospechosas realizadas por los detenidos: realizaron importantes ingresos cuya procedencia no estaba justificada.

Según los datos recabados por los agentes, los cuatro imputados en la trama contactaron con inversores españoles, la mayoría de ellos en Valencia y unos pocos en Sevilla. Les ofrecieron "atractivas adquisiciones procedentes de subastas de propiedades y terrenos en las regiones chilenas Metropolitana y del Libertador Bernardo O'Higgins", como indicaron desde la Fiscalía Regional de O'Higgins.

Las víctimas son un centenar de personas y 20 empresas y sociedades de inversiones. De acuerdo con las mismas fuentes, una vez que los estafadores recibían el dinero en Chile, "falsificaban recibos, actas de subastas, escrituras de inscripciones de las propiedades" y otros documentos para así ganar credibilidad ante los engañados.


Promesas a medio plazo
Los delincuentes prometían que, a medio plazo, las citadas propiedades y terrenos serían vendidos y, de tal modo, triplicarían el valor de lo invertido, es decir lograrían importantes beneficios. Nada más lejos de la relidad. Los estafadores se dedicaron a blanquear las enormes sumas de dinero con la adquisición de bienes de lujo y la creación de empresas y sociedades ficticias.

Según fuentes de la Fiscalía de O'Higgins, la historia de esta estafa millonaria se remonta a 2006. El principal responsable de la trama, Rojas Alarcón, se presentó como asesor jurídico ante una empresa jamonera valenciana que pretendía instalarse en Chile. A partir de ese momento, se ganó la confianza de los socios y dijo que conocía a soplones en bancos chilenos dispuestos a anunciarle gangas inmobiliarias: pisos y terrenos que iban a ser subastados y que, por tanto, podían adquirirse a muy bajo precio y luego venderse mucho más caros. En resumen, ofreció un negocio que parecía redondo.

Los responsables de esta empresa fueron los primeros en realizar inversiones. Pero luego llegaron muchos más, ansiosos por hacer crecer su dinero en tierras chilenas. La supuesta eficacia de las operaciones de Rojas y su gente corrió de boca en boca, principalmente en Valencia. Además, los estafadores no tardaban en hacer llegar a los inversores pequeñas cantidades de dinero, pero sólo lo suficiente para ganar su confianza y acallar sus sospechas. A continuación, el presunto estafador y sus colaboradores crearon ITS Group Chile, que se constituyó como una especie de asesoría jurídica para invertir dinero en el país suramericano. De ese modo, dieron una apariencia aún más legal al timo. Dirigieron su oferta a particulares, empresas y sociedades de inversión de Valencia y Sevilla.

sucesos@lasprovincias.es
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS