Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Portada

Castellón

La organización valora la asistencia y alega que "no es el mejor momento para el mercado"
30.11.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La I Subasta de Inmuebles se salda con sólo tres lotes vendidos de los 95 ofertados
Vista de la sala del Casino donde se celebró la subasta.
La I Subasta de Inmuebles entre particulares, celebrada ayer en el Gran Casino del Grau de Castellón y organizada por el grupo Alfa, se saldó con sólo tres lotes vendidos. En total, se ofertaron 95, entre viviendas, locales comerciales, naves industriales, solares y fincas rústicas. Las tres ventas fueron cubiertas, sin que nadie más compitiera por ellas, por compradores que habían hecho sus pujas, previamente, por teléfono o plica (sobre lacrado con la puja máxima autorizada) y fueron representados por la mesa.

Y no fue por falta de oportunidades. Se quedaron sin vender más de 10 lotes de menos de 100.000 euros, incluida una casa en Onda de 66 metros cuadrados que salía por 28.480 euros. En total, se sacaron 60 inmuebles de la provincia de Castellón. El resto era, mayoritariamente, de Valencia, aunque hubo lotes de Jumilla (Murcia) y Guadalajara. De los tres vendidos, dos son pisos ubicados en la capital de La Plana, que se saldaron por 153.000 y 182.000 euros respectivamente. El tercero, una vivienda de Mislata (Valencia), se adjudicó por 490.000 euros.

Lo que sí hubo, en cambio, fue una gran expectación. Cerca de un centenar de personas acudieron, muchas de ellas en calidad de observador. "He venido a ver cómo funcionan este tipo de cosas, pero no tengo intención de pujar en un principio, ya que tengo casa propia y mis hijos también", manifestó una mujer. Otro asistente explicó su presencia: "He venido a comprobar cómo se desarrolla el acto y ver como funciona el mercado en Castellón, así me hago una idea de cómo irá la cosa en Valencia, donde hay más oferta y mejores precios". También advirtió, antes del comienzo, que "a este tipo de cosas viene mucho profesional de la subasta, que intimidan a pujadores que vienen por libre. La intención es comprar ahora barato para poder sacar rendimiento cuando los precios vuelvan a subir".

Otros, en cambio, tenían inmuebles a la venta, como un vecino de Moncofa que ofertaba un apartamento. "Costaba 50 euros inscribirse, y merecía la pena por intentar vender el piso", explicó.

Sin embargo, aunque algunos partían con un precio bajo, la mayoría de inmuebles mantenían, de salida, un valor no muy inferior a los que aún se observan en los escaparates de las agencias inmobiliarias. "Los vendedores han optado por mantener la dignidad de los precios", señaló un propietario de Xilxes, que vio cómo su lote se quedaba sin comprador.

"Los precios de salida no han sido lo suficientemente atractivos para una subasta al alza como ésta. Tendría que haber sido a la baja, hubiera habido mucha más actividad", declaró un habitual de las subastas que había ido "como observador". Un vendedor añadió que "se podría haber buscado otra fórmula como una subasta a la baja con tramos variables, en lugar de fijos, para incentivar las pujas".

Desde la organización, apuntaron a otros factores para explicar la ausencia de pujas. El presidente del grupo Alfa para el área de Levante, Antonio López Soler, señaló que "la carencia de actividad se debe a que ha faltado un seguimiento del producto ofertado por parte de los posibles compradores". En este sentido, manifestó que "los lotes estaban expuestos en la web desde hace tiempo, por lo que se podía haber investigado a los más interesantes por si realmente merecían la pena. Pero sin conocer de primera mano el estado de los mismos, se entiende que no se haya pujado".

López Soler se mostró "satisfecho por el número de asistentes" y agregó que "ahora no es el mejor momento para el mercado inmobiliario, ya que los bancos no conceden créditos fácilmente". No obstante, la bajada del euribor infunde un dato de optimismo al sector. "Las cuotas mensuales van a bajar con las próximas revisiones, lo que aliviará las hipotecas y volverá a animar a los compradores", finalizó.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS