Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 23 abril 2014

Portada

29.11.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Problemas de la circulación de retorno
Pies descalzos de dos mujeres. /REUTERS/LASZLO BALOGH
Es una de las patologías mas frecuentes en la población, en principio no reviste gravedad en cuanto a la vida de las personas, pero puede producir una disminución importante de la calidad de vida, en función de la gravedad de la misma. En lenguaje científico se denomina insuficiencia venosa, que puede ser superficial o profunda dependiendo del tipo de venas que afecte. Nos vamos a referir en todo momento a la insuficiencia venosa superficial por ser la de mayor incidencia y la que preocupa más a la población en general.

Causas

Las causas que pueden provocar este problema son variadas y el principal efecto nocivo es el aumento de la presión venosa en la parte distal de la extremidad.

Es más frecuente en el genero femenino por los embarazos, ya que durante los mismos se produce un aumento de la presión intraabdominal que pude desencadenar este proceso.

La edad es uno de los principales factores de riesgo, pues al envejecer el organismo también envejecen las venas y dejan de cumplir su misión con eficacia.

El sedentarismo con su falta de ejercicio influye de manera decisiva.

Hay que mencionar el factor hereditario, que por si solo puede no tener mucha relevancia pero si se asocia a otros también influye.

La obesidad esta considerada como uno de los factores con más influencia, y de todos es conocido el problema que representa hoy en día en la sociedad.

La actividad laboral es otro de los factores considerados clave, la sangre circula por las venas en sentido hacia el corazón por varios factores, pero uno de los principales es la contracción de los músculos de las piernas, por lo tanto todas las profesiones que impidan la contracción muscular serán consideradas de riesgo para padecer insuficiencia venosa. Entre las mismas estarían: peluqueras, dependientas, secretarias, cocineros, etc.

Finalmente hay otros factores que hay que mencionar pero que quizás tengan un papel secundario, como son el tratamiento hormonal, estreñimiento, llevar prendas ajustadas, y tipo de calzado.

Síntomas

La clínica o molestias que puede producir esta patología es muy variable, en función de la gravedad de los factores que la provocan, y así tenemos de personas que simplemente tienen las pierna cansadas, más al final de la jornada laboral, dolor, pesadez, calambres, picores, hinchazón los tobillos. En casos más avanzados suelen aparecer varices en cualquiera de sus grados, alteraciones de la piel y del tejido celular subcutáneo, en forma de celulitis y en los casos mas extremos las ulceras venosas.

Como hemos mencionado de pasada el pronostico de esta enfermedad vascular es bueno en cuanto a la vida del paciente, pero nefasto en cuanto a su calidad de vida, creo que todos conocemos a personas con este padecimiento y sabemos lo que padecen, alterando de forma notable la calidad de vida, más en función de la gravedad del cuadro, por ejemplo las varices importante, la celulitis y sobre todo las ulceras venosas son cuadros que afectan tanto psicológica como físicamente a estos pacientes.

Tratamiento

Es relativamente sencillo, sobre todo en los estadios precoces y consiste en una serie de medidas encaminadas a luchar contra la gravedad de la sangre, que tiende a estancarse en las piernas y debe ser establecido por un Angiólogo y Cirujano Vascular Hay que procurar evitar todos los factores que hemos mencionado, y que sean posible modificarlos: laboral, obesidad, sedentarismo, dieta, etc. Otros factores no los podremos modificar, sobre todo la edad y los embarazos. Hay toda una serie de normas de vida que son de sencilla aplicación y que ayudan de forma determinante a favorecer la circularon de retorno: evitar el sedentarismo, soporte elástico (medias), andar al menos una hora diaria, sentarse con las piernas estiradas, dormir con piernas elevadas, masajes, duchas frías. Se asocian casi siempre con fármacos venotonicos que favorecen la disminución de las molestias.

Si con estas medidas no es suficiente y ya han aparecido las complicaciones mencionadas de varices, ulceras, etc., no habrá mas remedio que consultar al Cirujano Vascular para que nos oriente en cuanto al tratamiento quirúrgico mas acorde a nuestro problema, sabiendo que hoy en día los resultados son francamente buenos, tanto con el tratamiento conservador en las fases precoces como con el tratamiento quirúrgico en las fases mas avanzadas.

Eduardo Ortiz Monzón

Angiología y Cirugía Vascular. Hospital Universitario Doctor Peset. Valencia
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS