Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Martes, 16 septiembre 2014

Motor

Motor

Max Mosley, presidente de la FIA, propone que los motores sean idénticos en todos los monoplazas para reducir costes
16.10.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La crisis toca la Fórmula 1
Un póster gigante de Hamilton decora un rascacielos en Shanghai.
La crisis ha llegado ya a la F1, y Max Mosley, presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), está dispuesto a que se bajen los costes de cualquier forma. Para ello propone que los motores sean iguales para todas las escuderías, una idea que no disgusta a Pat Symonds, jefe de ingeniería de Renault.

"En la Nascar, la competición que más público atrae del mundo, los coches son iguales, sólo cambia el aspecto exterior, y las marcas están presentes de igual forma", comentó Mosley.

La próxima semana se FIA se reunirá con los equipos en Ginebra, y los responsables de las escuderías ya han recibido las propuestas del máximo organismo. El miedo es que al menos dos equipos puedan despedirse de la F1. Honda podría ser uno de ellos y para el segundo hay varios candidatos.

El motor es la parte central de la propuesta. Podría ser producido por cada equipo con un diseño igual para todos, o fabricado por un suministrador externo, y cada uno podría ponerle sus logos antes de la introducción de un nuevo concepto deotor a partir de 2013. Los monoplazas también tendrían muchas piezas comunes, suspensiones, llantas y parte inferior, limitando el trabajo en los monoplazas.


Peligro de desaparición
Para Mosley el peligro de desaparición de varios equipos es real. La situación económica no hace posible el mantenimiento de una estructura de competición, que cuesta 300 millones al año, para correr 18 carreras, cuando se despiden por otro lado miles de operarios. Los equipos se mantienen por los constructores o por los mecenas millonarios, como es el caso de Force India, Red Bull y Toro Rosso.

En caso de cese de alguno de éstos o de los fabricantes, la parrilla se quedaría en un ridículo espectáculo de 14 ó 16 coches. La idea es que el equipo se pudiera mantener con los ingresos por televisión. La idea de los motores iguales no parece hacer mucha gracia, pero sí que podrían aceptar la idea de piezas comunes.

De lo que nadie habla es de reducir los precios que pagan los patrocinadores, que por llevar a un vitado a comer pasta, con champán a la zona exclusiva sobre los boxes, las empresas socias de Ecclestone cobran 3.000 euros por persona, o incluso 4.000 si se trata de la zona de McLaren.


Campos, hacia América
El equipo de Adrián Campos comenzó a funcionar en la GP2 con la llegada a su dirección de Alejandro Agag, que se hizo con la mayoría de las acciones el año pasado. La culminación fue el título de este año en la categoría. Campos ha visto cómo su equipo ha progresado con el empuje y las decisiones de Agag, que al final se ha quedado como director de la escudería. Campos se ha planteado el reto de iniciar su andadura en América, junto al ex piloto mexicano Adrian Fernández. La idea es la de hacer un equipo que participe en las IRL, especie de F1 americana, que corre sobre todo en circuitos ovales, y en la que el español Oriol Serviá lleva participando varios años. Campos busca pilotos que aporten patrocinadores para llevar a cabo su proyecto americano.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios

Ahora en Portada

Enlaces de Interes

Vocento
SarenetRSS