Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Viernes, 22 agosto 2014

Valencia

tribunales

La investigación se inició en 2006 a raíz de la denuncia de un ciudadano sobre la existencia de un archivo que contenía imágenes de niños sometidos a abusos sexuales en internet
25.09.08 - 18:10 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Ocho hombres y dos mujeres, juzgados en Valencia por tenencia y distribución de pornografía infantil
Acusados en la Sección Quinta de la Audiencia de Valencia por tenencia y distribución de fotografías y vídeos de pornografía infantil obtenidos a través de internet. Foto: Vicente Martínez
Ocho hombres y dos mujeres han sido juzgados hoy en la Sección Quinta de la Audiencia de Valencia por tenencia y distribución de fotografías y vídeos de pornografía infantil obtenidos a través de internet, mediante un programa de intercambio de archivos informáticos.
Según el relato del Ministerio Fiscal, la investigación se inició en 2006 a raíz de la denuncia de un ciudadano sobre la existencia de un archivo que contenía imágenes de niños de tres y cuatro años de edad sometidos a relaciones sexuales por adultos, el cual se podía obtener a través del programa "Emule".
La Guardia Civil descubrió que se trataba de un archivo distribuido a nivel nacional bajo diferentes nombres, como "violaciones bestiales", "babyshivid-samples 3yo" (archivos de niños de tres años de edad) o "Va a ser que nadie es perfecto" (una comedia española estrenada en el cine en 2006).
El documento contenía "múltiples imágenes" de relaciones sexuales de adultos con menores, y dadas las características del citado programa informático, podía ser compartido por otros usuarios.
Los investigadores obtuvieron los números de identificación de los ordenadores (cuyo término informático es "dirección IP") que guardaban y ofrecían esos archivos, y a través de los proveedores de internet, con la correspondiente autorización judicial, localizaron los domicilios y las identidades de los usuarios.
El mayor número de imágenes y vídeos se encontró en el ordenador de I.H.S., que reside en Paiporta (Valencia ).
La Guardia Civil le requisó tres discos duros con miles de datos, entre ellos, según ha revelado hoy el fiscal, más de 700 archivos de pornografía infantil, los cuales, "por su gran cantidad no han sido descargados de forma fortuita".
Según ha contado este acusado, descargó las imágenes "por descargar", porque estaba "viciado" con el intercambio de todo tipo de archivos y se enteró de que "era más complicado" obtener los de pornografía infantil, así que se "ofuscó" en conseguirlos.
"Sabía que no estaba bien, pero no que era delito para ir a la cárcel", ha relatado el procesado, que asegura que los almacenó durante un tiempo "porque tenía la manía de no borrar nada si no necesitaba espacio" y los guardó como "archivos ocultos" para que "no los viera" su novia.
Este joven ha declarado además que "no era consciente de las edades" hasta que abría las fotos, tampoco de que al guardarlos en su ordenador podían ser obtenidos por otros usuarios mediante el "Emule".
Otro de los acusados, V.M.A., ingeniero informático que reside en Madrid, ha explicado que descargó las imágenes sin darse cuenta, al acceder a un enlace denominado "cómo acelerar las descargas".
Según ha dicho, debido a programadores "muy maliciosos", este tipo de archivos "se descargan sin que te des cuenta" y además "no avisan y se te quedan ahí".
Inconsciente del tipo de documentos que eran, asegura que los dejaba en el ordenador para conseguir "mayor velocidad de descarga", porque cuantos más acumulas más rápida es la transferencia, y afirma que sólo se dio cuenta de que eran imágenes de pornografía infantil cuando la Guardia Civil se presentó en su domicilio.
Los otros cinco acusados que han sido interrogados -los tres restantes han llegado a una conformidad tras admitir los hechos-, han contado que ese archivo llegó a su ordenador de diferentes formas.
Una de las procesadas, asegura que descargó la película "Va a ser que nadie es perfecto", y cuando fue a verla comprobó que era pornografía y la borró de inmediato.
Un chico y una chica que son pareja lo obtuvieron intentado descargar vídeos pornográficos, aunque no de menores, según han asegurado, por lo que también lo eliminaron al instante.
Los otros dos inculpados, han relatado que descargaban "bloques" de archivos de contenido sexual de forma indiscriminada, sin saber lo que contenían.
El Ministerio Fiscal acusa a los diez procesados de diferentes delitos relacionados con la tenencia y distribución de pornografía infantil y pide penas de entre ocho meses y seis años de prisión para ellos.
Los tres que han admitido los hechos son F.T.G.R. (ha aceptado una pena de multa), J.M.G.A.(seis meses de prisión) y V.M.D.T. (un año y medio de prisión).
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS