Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

C. Valenciana

Comunidad Valenciana

Font de Mora advierte a los profesores de que están obligados a impartir Ciudadanía en inglés
12.09.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Educación amenaza con expedientes
Los padres durante la asamblea extraordinaria celebrada ayer en el instituto Luis Vives de Valencia para abordar la problemárica sobre Ciudadanía.
"Todo está preparado para que el lunes, con el comienzo del curso escolar en Secundaria, se pueda impartir la asignatura de Educación para la Ciudadanía en inglés". Aquellos profesores que no lo hagan así "deberán atenerse a las consecuencias".

Con esta rotundidad se pronunció ayer el conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, tras la constitución del nuevo Comité de Expertos en Violencia Escolar del Centro Reina Sofía, donde anunció la puesta en marcha en Castellón de un aula piloto para tratamiento de conductas graves en los alumnos con perfiles agresivos.

Font de Mora concretó que desde la Secretaría Autonómica de Educación "me aseguran que está completamente preparado el escenario para que el lunes se pueda empezar sin problemas", aseguró en relación a la puesta en marcha de Ciudadanía.

El conseller advirtió que el dar esta asignatura en inglés "proviene de una orden tomada en ejercicio legítimo por un gobierno legítimo". Añadió que, por ello, "quien no la cumpla, como ya avisé en su momento, tendrá que atenerse a las consecuencias legales propias de este tipo de situaciones en esta administración o en cualquier otra".

Abundó en esta línea de actuación argumentando: "Es como si yo no cumplo las leyes del Gobierno. Tendrían que tomarse acciones legales referidas a mí. Por tanto, en este caso, el Gobierno actuará en consecuencia y conforme a derecho. Las indicaciones en esta materia son claras, legítimas y específicas. Todo el mundo ha de cumplir con la legislación vigente", aseguró.

En su opinión, la polémica sobre la materia responde a que está todo "muy teñido de cuestiones ajenas a la educación".

Para Font de Mora es "paradójico" que la izquierda se oponga cuando "las familias menos acomodadas son las más favorecidas por esta medida".

Mostró su sorpresa por el hecho de que el PSPV se oponga a que se imparta Ciudadanía en inglés "cuando se trata de la incorporación del aprendizaje de esta lengua extranjera a la enseñanza pública. Al final es una mejora social".

Según el conseller, es algo esperado el que vayan a surgir "dificultades y marejadas, pero para eso están los políticos, para aguantar. La meta del Gobierno de Camps es que todos los alumnos terminen sus estudios dominando el castellano, valenciano e inglés".

Mientras el conseller de Educación mantenía este encuentro con los medios de comunicación, la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos llevaba a cabo una asamblea extraordinaria en el instituto Luis Vives de Valencia. La finalidad era informar a las familias sobre la situación en que se encuentra la asignatura de Ciudadanía y sus derechos sobre la misma.

"Nadie sabe lo que va a pasar el lunes", destacó la presidenta de la organización de padres, Gemma Piqué.

Desde esta plataforma se solicitó al conseller que retiere la orden del Consell y pidieron "que se respete al profesorado que, a estas alturas, no saben cómo van a impartir la materia ni con qué libros se va a dar".

La Federación de Padres repartió una circular para que, de forma individual, presenten ante la Conselleria de Educación un recurso en el que aleguen "indefensión" y donde reiteren la petición de que se les imparta en valenciano o castellano.

"Casi el cien por ciento de los padres saben que sus hijos no son aptos para estudiar una materia de la que no conocen de nada en inglés", argumentó Piqué.

Precisamente ayer, la Conselleria de Educación procedió a adjudicar 38 plazas para completar la plantilla de profesores que han de impartir la materia. De ellos, 12 de los convocados no cogieron plaza, ya que la aceptación es voluntaria.

Al respecto, los sindicatos de enseñanza CC. OO., STE y ADIF anunciaron que recurrirán ante los tribunales los actos de adjudicación "por vulnerar la legalidad ya que las bolsas de profesores se refieren a especialides pero no a las asignaturas como ha hecho Conselleria". Además, "vulnera los acuerdos sobre interinos pactados entre Educación y sindicatos", añadieron.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS