Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Jueves, 2 octubre 2014

Valencia

laura palacín

La dueña de una tienda de lencería asegura que al trikini le falta todavía aceptación porque a todo el mundo no le sienta bien
16.08.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
"Las señoras se atreven cada vez más con el bikini"
Laura Palacín.

Cuánto tiempo lleva al frente del negocio?
-Este verano ha hecho nueve años que abrí la tienda en la avenida Valladolid, 26.


-¿Qué artículos tiene?
-Tengo lencería, corsetería, ropa de baño y pijamas tanto para señora como para caballero, de todo un poquito.


-¿Qué es lo más demandado?
-La corsetería, aunque ahora en verano se vende bastante la ropa de baño. La corsetería se vende todo el año. Se incrementan las ventas en épocas puntuales como Navidad, el día de los enamorados o el día de la madre, pero en general es continuo todo el año.


-¿Las mujeres prefieren bañador o bikini?
-El bikini se vende mucho más y en tallas más grandes. Cada vez hay más señoras que se atreven a ponerse un bikini, aunque sea con braguitas más altas y copas más grandes, pero lo prefieren antes que un bañador. El bañador se vende más por el tema de los balnearios y los spas que están ahora muy de moda.


-¿Se sigue llevando el trikini?
-Cada vez menos porque el trikini es para un tipo de cuerpo muy perfecto y no todas somos así. Tuvo éxito hace un par de años cuando volvió a salir el boom de los años 70, pero fue muy puntual. Quien lo suele pedir son mujeres que tienen una cesárea o algún problema de alguna operación y no quieren que se les vea esa zona. La verdad es que cada vez se vende menos.


-¿Influye la edad a la hora de ser decidido en la compra?
-Eso depende mucho de la persona. Los jóvenes, por ejemplo, son muy decididos pero les para mucho el precio y se lo piensan mucho antes de comprar algo. Aunque pasa lo mismo en casi todas las edades, si la persona es indecisa no hay nada que hacer.


-¿Tiene que asesorar mucho?
-Hay que asesorar, pero tampoco mucho. Normalmente con tres o cuatro preguntas claves ya sé más o menos cómo es la persona y puedo orientarla a un tipo de prenda u otro. Se le pregunta si tiene una idea y cómo quiere el modelo.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS